“No quiero innovación abierta”- Por qué te doy la razón (en parte)

Sobre el Autor: Javier Benavides es socio de Investa VB, financiero y estratega de la innovación. Realidad y futuro juntos para construir puentes racionales entre la innovación (un medio) y el core business corporativo con un objetivo claro: capturar mercados y ganar la preferencia del cliente de manera rentable y generadora de valor a corto, mediano y largo plazo. Customer Centric no basta si no hay sentido común empresarial.

«El apoyo de asesoría externa podría ser muy útil en estos casos para mejorar los procesos de adquisición de innovación y favorecer su internalización y diálogo con la innovación que nace dentro de la compañía.»

En pocos años – al menos en Latinoamérica pareciera así – la innovación abierta industrial se ha vuelto algo de moda. Primero veíamos a los laboratorios de innovación con mucha gente nueva, con rutinas nuevas, metodologías nuevas, pero con escasos resultados reales (efecto en Estados Financieros, en el valor en bolsa, en la percepción de clientes, etc.). Muchos que innovaron y se atrevieron a establecer “elementos diferentes” con el ánimo de revolucionar la industria se dieron cuenta que las revoluciones aún están bajas pues la cultura no estaba entrenada. Peor aún, no hay un eje de transmisión claro de ese “turbo” que debería brindar la innovación. Incluso, las áreas de investigación y desarrollo tradicionales aún tienen un poder fuerte (y muchas veces, mejores resultados a corto plazo).

Algo no está funcionando bien. ¿Quizás el refrán “más vale malo conocido que bueno por conocer” anotó un punto más a su favor?

Desde el lado de las compañías, aprender a entenderse con startups resulta bastante difícil – ya sea en la exploración o en la inversión. En el Perú ya hemos visto movimientos en la gestión de startups adquiridas por corporaciones que indican acomodos severos en la estrategia y en la sinergia con el core de negocio. Estos acomodos dilatan la adquisición de la innovación y debilitan las ventajas competitivas inicialmente pensadas. Mientras, la innovación interna muchas veces se mantiene separada en toma de decisiones respecto de la integración con estas innovaciones que vienen desde afuera. Desajustes que pasan luego factura.

Desde las startups, llegar a negocios equilibrados puede resultar un infierno. No conocer a su cliente ni el fit del producto, además de tener que lidiar con falta de protocolos al adquirir innovación y ejecutivos con carácter oportunista son parte del problema. Esto lleva a elementos extremos como los siguientes:

• Inequidad en la generación y gestión de la propiedad intelectual,
• Tiempos de negociación interminables,
• No se sabe quién toma la decisión,
• Acuerdos de confidencialidad y no competencia desequilibrados,
• Obstáculos al uso del aprendizaje ¡incluso para generar mejores versiones!,
• Pruebas de concepto en las que prima la intención de ingeniería reversa,
• Periodos de prueba exagerados,
• Periodos de pago largos.

El apoyo de asesoría externa podría ser muy útil en estos casos para mejorar los procesos de adquisición de innovación y favorecer su internalización y diálogo con la innovación que nace dentro de la compañía. Desde el lado de las startups también es útil para aprender a conocer la realidad de las corporaciones y su proceso de adquisición de valor. Mutuo aprendizaje pendiente.

Las corporaciones no son cucos ni hadas, tampoco las startups. Sólo son diferentes y con pendientes en aprender la cultura de la contraparte para llegar a acuerdos que nos permitan riesgos aceptables, convertibilidad de la innovación en valor de manera veloz y mayor valor para los intervinientes.

Si aún no estás en esta etapa, es lógico que no quieras innovación abierta. Nadie la querría. Pero quizás te quede la sensación de que te estás perdiendo de algo muy importante para el presente y futuro.

Dos Startups peruanas competirán en el Entrepreneurship World Cup 2020

– El EWC 2020 repartirá US$ 1 millón en premios y US$ 75 millones en especies
– La final se realizará en octubre en el marco del MISK Global Forum de manera virtual

Dos startups peruanas clasificaron a la semifinal del concurso global Entrepreneurship World Cup (EWC) 2020 y disputarán uno de los 100 cupos para participar en la gran final que se realizará a fines de octubre, donde se repartirá US$ 1 millón en efectivo entre los ganadores y US$ 75 millones en total en especies para mejorar su capacidad de crecimiento internacional.

La selección de los startups finalistas estuvo a cargo de USIL Ventures e Investa VB, con el apoyo de la carrera de Administración y Emprendimiento de la Facultad de Ciencias Empresariales de la USIL, Innóvate Perú y aliados internacionales como MISK Global Forum, Global Entrepreneurship Network (GEN) y tGELF (The Global Education & Leadership Foundation).

Para su participación en la semifinal del EWC 2020, los representantes de CaoPack y Fitia serán entrenados por expertos internacionales junto a Investa VB y USIL Ventures, además se repartirán un total de US$ 900 mil en especies por haber llegado a esta etapa.

El vicepresidente de Emprendimiento del Grupo Educativo San Ignacio de Loyola (USIL), Daniel Diez Canseco Terry, destacó la calidad de los startups peruanos que durante cuatro meses participaron de talleres de capacitación y mentorías, y felicitó la clasificación de los startups CaoPack y Fitia a la Ronda de Aceleración (Accelerate 2) del EWC 2020.

Para el profesor Luis Salazar, fundador de Investa VB, la calidad y profesionalismo de las soluciones presentadas serán potenciadas con capacitación permanente a fin de presentar su mejor performance en el Accelerate 2.

En el mismo sentido se manifestó la vicepresidenta de educación y directora del GEN Acelerates, Susan Amat, quien resaltó que muchos de las startups concursantes son lideradas por mujeres, lo cual es una señal del cambio en nuestro país hacia una mejor sociedad.

Este concurso es respaldado a nivel mundial por el Global Entrepreneurship Network (GEN), el MISK Global Forum y el tGELF, y reúne a los mejores startups del mundo. Su objetivo es apoyar a los jóvenes emprendedores a mejorar su conocimiento y experiencia de la economía y el comercio a nivel local y global, evaluar sus negocios y fomentar el lanzamiento de emprendimientos exitosos.

Startups
CaoPack reutiliza subproductos alimentarios y los convierte en biomateriales compostables, solubles en agua e incluso comestibles. Su propuesta también se puede aplicar para biotextiles, envases y empaques. Mientras que Fitia es una aplicación móvil que usa tecnología de análisis de datos para generar planes personalizados de alimentación saludable para el logro de objetivos diversos, como perder grasa, aumentar masa muscular o mantenerse saludable.

Mompreneurs, mujeres con uñas de acero

Sobre la Autora: Karen Montjoy es Coordinadora General de Incubadora Innova ESAN, Vicepresidente de Perú Incuba y, CEO y fundadora de Indes Perú (Salvy Natural).

«Las Mompreneurs llegaron para quedarse y es gracias a una sociedad machista que solo logró motivarlas más a arrasar y liderar sus mercados.»

Si eres de aquellos emprendedores que se ha amanecido trabajando, que ha perseverado más de cinco veces con bancos e inversionistas y que se ha caído y se ha levantado sin cesar.

Sorry que pinche tu globo, es bastante, pero no te creas que es algo extraordinario.

Miles de emprendedoras “mujeres” y “madres” además de haber pasado por eso lo hacen cargando a un bebé de una mano y tipeando con la otra, limpiando la casa, dando la leche y a la vez preparando una propuesta a un inversionista. Las Mompreneurs llegaron para quedarse y es gracias a una sociedad machista que solo logró motivarlas más a arrasar y liderar sus mercados.

Pero estas wonderwoman no son recientes, las Mompreneurs vienen sumando tendencia desde hace décadas. Solo que hoy obviamente llaman más la atención porque cada vez son más las que se compran un Porsche y un cavernícola les pregunta ¿Quién es tu marido? O cuando viajan a Bahamas con su nana y en migraciones no le creen que es madre soltera. En el mundo de la tecnología las mujeres Steam sobresalen, y en los negocios, las Mompreneurs.

Para los hombres con síndrome de donjuanismo, toparse con una Mompreneur es su peor pesadilla, si pensaban que con un hijo las dominaban, pues controlar a una mujer financieramente independiente se les vuelve imposible.

Las madres emprendedoras “Mompreneurs” aprenden a manejar sus decisiones y sus tiempos con un expertise magistral, mágicamente extienden el uso de sus 24 horas al máximo de su productividad. Su mayor motivación les sale de las entrañas, sus hijos, y es por eso que nunca se detienen.

Desde una pequeña tienda hasta dueñas de industrias multimillonarias forjadas con sus propias manos. Cada década se multiplican. La contrapartida es que para ellas les es muy difícil mantener una relación de pareja. En pocas palabras se enamoran como lo hacen las mujeres inteligentes, como bestias.

Encontrar a un hombre que las apoye y que no le importe que brilles más que él, es peor que encontrar una aguja en un pajar. Si lo tienes de verdad cuídalo. Si no lo tienes mejor ni busques porque solo conseguirás vagos o cazadores de fortuna.

¿Nuestra sociedad está lista para la explosión de Mompreneurs? Lo dudo, como dije hay cada cavernícola educado y hasta con posgrados que siempre nos será más difícil escalar la montaña. No pasa por educación, pasa por factor cultural.

Pero si la sociedad no está lista, que más da.

Tampoco eso nos detiene.

¿Cómo iniciar un emprendimiento tecnológico?

Sobre el Autor: Israel Luis, CEO de Löfte y ganador del CBC Perú 2018

«Sentir que realizas un producto o servicio para alguien que lo usará es asombroso, pero no es lo más importante, […]. Lo esencial es que satisfaga una necesidad y que tu cliente esté dispuesto a pagar por ello.»

Tener una visión clara de tus objetivos al iniciar un emprendimiento permite ser claro en la planeación y permite una ejecución inmediata. No obstante, nos podemos sentir abrumados tan solo con la idea de iniciar, especialmente al tener que decidir por donde comenzar, al no saber cuánto tiempo/esfuerzo acarreará y si finalmente valdrá la pena o no. Yo fui líder de Lofte, un emprendimiento tecnológico y actualmente estoy realizando mis estudios de doctorado en Suecia. Así mismo, viajé por diversas partes del mundo capacitándome y presentado el invento/modelo de negocio de mi emprendimiento. En esta breve nota trataré de responder estas interrogantes de acuerdo con mi experiencia personal.

Desde que inicié a estudiar ingeniería mecatrónica en la PUCP estuve interesado en el desarrollo de ropa inteligente, lo cual lo logré de manera parcial en mi tesis de bachiller. Parcial porque solo realicé un modelo matemático del producto, pero no un prototipo por lo complejo del sistema. Luego de mi tesis, pasé meses tratando de desarrollar la tecnología solo. No obstante, los resultados no me convencieron: no tenía recursos económicos para implementarla y solo tenía mi visión y mis ganas de tener un prototipo mas no un plan en concreto. Mi intención era desarrollarla y comercializarla, que las personas lo usaran, que tuviera algún impacto en mi entorno, pero eran tantas las opciones que tenía que tomar que no sabía qué decisión tomar al respecto.

Creo firmemente que el primer paso fue el decidirme y tratar de armar una idea sobre lo que quería que fuera, y no fuera, el producto que quería desarrollar. Quería hacer un exoesqueleto, un traje inteligente que aumente la fuerza del usuario, ese fue mi punto de partida. No estaba interesado en desarrollar otra tecnología que no sea esa. Decidir eso desde el inicio me permitió desechar ciertas opciones y enfocarme; pero no fue suficiente.

El segundo paso fue encontrar a un equipo; personas que complementen la visión que tenía y que sean capaces de realizar el trabajo que yo no podría hacer. Tuve la bendición de tener a un equipo talentoso y creo que es ahí donde el camino del emprendimiento comenzó oficialmente. Uno de ellos era un ingeniero industrial, José Joya, el cual siempre fue inciso al momento de preguntar: “¿Y dónde compraremos esto? ¿Cuánto costará esto otro? ¿Por qué no llamas más apoyo? Se demoran mucho” Preguntas sumamente molestas para alguien que ve a su producto como su hijo, pero finalmente necesarias. Había una dinámica amigable pero retadora y eso es importante. Constituir un equipo implica tener un balance en el mismo. Contamos con un ingeniero mecatrónico especializado en programación y una diseñadora industrial, Bryan y Consuelo, ambos extraordinariamente hábiles y comprometidos, pero al igual que yo, centrados en el producto. Fue Joya y Araceli, estudiante de gestión, quienes le brindaban armonía al avance del emprendimiento.
El tercer punto fue tener un plan en concreto. Existen diversas plataformas para aprender los conceptos básicos de emprendimiento en caso seas una persona cercana a la tecnología como yo. Por ejemplo, en la plataforma virtual EDX (www.edx.org/es) encontraras cursos básicos. Yo tome dos dictados por el MIT, y fueron muy buenos. Hay un libro que particularmente marco mi ritmo: “La disciplina de emprender: 24 pasos para lanzar una startup exitosa”. En ella narran una ruta sistemática de que pasos seguir para describir y construir valor a mis futuros clientes. Tuve la fortuna de conocer el autor del libro y participar en el campamento de emprendimiento del MIT en Australia. Hay muchísima más literatura, pero les recomiendo leer este en particular, no tiene pierde. Así mismo, también es sumamente importante conectarte con otras personas que compartan las ganas de emprender. En la UNI, Jhosep Guzman lidera el programa PROIN, el cual tiene como objetivo iniciar a las personas en el mundo del emprendimiento no importa su profesión. Sumamente recomendable para contagiarse de las ganas de emprender y conocer a sus futuros socios. Y por último en la PUCP existe EQUIPU, quienes tienes retos y programas para apoyar emprendimiento, ellos fueron de mucha ayuda en nuestro camino.

Por otro lado, el tiempo que acarrea depende de tu compromiso con el mismo. Desde el inicio debes de ser disciplinado y entender que tanto las horas que emplees y la energía que le ponga tu equipo y tú son limitadas y por lo tanto deben de ser contabilizadas. Es normal malgastarte, completamente común y si eres joven no hay problema porque tienes tiempo y lo pasas con amigos. El problema viene cuando contrastas tu avance con tu visión. Una cuota de realismo siempre es indispensable. Creo que es importante registrar tu avance de manera diaria y semanal. Proponerse metas que sea cuantificables, festejar los logros y tener el compromiso de quedarse hasta tarde de ser necesario. Ese equilibrio se obtiene con la experiencia y no podrás adquirirlo de algún libro o video motivacional.

Finalmente, quisiera brindar algunos unos consejos para el caso particular de emprendimientos tecnológicos.

En primer lugar, como ingeniero, reconozco que sentir que realizas un producto o servicio para alguien que lo usará es asombroso, pero no es lo más importante, al menos no en emprendimiento. Lo esencial es que satisfaga una necesidad y que tu cliente esté dispuesto a pagar por ello. Punto, no hay nada más. Importa poco o nada si es inalámbrico o no, o el color que tenga, si tu usuario percibe valor y paga por ello, estas por buen camino.

En segundo lugar, siempre debes cuidar a tu equipo. Siempre, no hay peros que valgan. En el camino se cometerán errores, pero es necesario recordar que si hay gente que cree en tu visión es porque creen en ti y necesitas tener en cuenta que son personas con sus propias necesidades. Normalmente vemos en los medios noticias sobre “aquel individuo que se desvela por crear algo que nunca ha sido creado”. Pues bueno, si existe aquello, pero es engañoso, siempre hay un equipo detrás y un equilibrio es vital, sino la gente se irá, molesta y engañada, y estarás solo.

En último lugar, debes procurar estar abierto a aceptar que estas equivocado y pedir ayuda. Recibirás comentarios positivos y negativos. Ambos debes tomarlos con pinzas. Los positivos pueden hacer que te duermas en tu hipotética victoria y los negativos que te retrasen por algo que no está comprobado. Céntrate en el valor que le brindas a tu usuario, trabaja en ello y estarás por buen camino.

Ejecutivo: 5 Must Do si Quieres Emprender

Sobre el Autor: Javier Benavides es socio de Investa VB, un gestor de ecosistemas de innovación corporativa con un claro entendimiento de la realidad empresarial. Nuestra misión es transformar compañías de manera racional y – en compás con sólidas estrategias – generar espacios para que la innovación aterrice de manera asertiva, entendible y eficiente.

«Tips para los que busquen empezar o estén en esos inicios que son un reboot personal para un futuro más fresco».

Algunas compañías de Headhunting y de Outplacement, ante la falta de oferta laboral y la recesión COVID-19, buscan cambiar de rubro (en argot emprendedor, pivotear) hacia enseñar a emprender. Ese es un gran acierto pues apuestan a que el emprendimiento se puede enseñar (paradigma aún presente en muchas personas) y tratan de salir de su zona de comfort (ahora ni el Ministro de Trabajo puede conservar el suyo).

Aún así, hay mucho que aprender en el camino. No todos emprenderán por necesidad, sino porque ven alguna oportunidad en el mercado o por buscar cumplir su misión personal (es casi imposible que su empleador lo logre). Aquí algunos tips para los que busquen empezar o estén en esos inicios que son un reboot personal para un futuro más fresco.

1.       Usa tus activos más valiosos, que son tu conocimiento y tu red de conexiones (todos tenemos gran red de contactos, pero conexiones reales…). Sino sería como que tu empresa deje de usar su fábrica para construir una nueva.

2.       ¡Presupuesta! Tiempo, dinero, conexiones, salud emocional, paciencia de familia, todo es limitado. Así que considera tus recursos antes de iniciar/emprender un viaje que es largo y que puede cambiar tu vida. Pon un límite para que no te enamores del proyecto. Un negocio propio no es un hijo ni una mascota; si no funciona, termínalo.

3.       No lo hagas solo. Si estás construyendo sobre tus fortalezas y aprendizajes, probablemente estés obteniendo información para armar tu negocio de muchas personas. ¿Qué te parece ir más allá e involucrarlas? Si tienen una misión compartida, puedes airear el problema que quieres resolver no sólo para explorar el problema, sino para recoger el sentimiento del mercado. Probablemente estés hablando con la persona que será tu próximo proveedor, tu próximo cliente, tu próximo vendedor, ¡tu próximo socio!

4.       Ejecuta, Erra, Aprende, Ejecuta mejorado. El miedo al error y al cambio es el enemigo. ¡Y está dentro! No lo dejes ganar, apóyate en tu gente (si estás empezando, tus amigos y familia) para sacar fuerzas. Todo inicio implica imperfección y quizás caídas iniciales. No pierdas tiempo más que para reflexionar, preparar y ejecutar tu siguiente movida y upgrade personal.

5.       Lidera. Con los tips anteriores integrados, probablemente te estés convirtiendo en un nodo de tu mercado. Toma el poder y dedícate a servir a ese mercado con humildad, empatía, valores y profesionalismo. No te conviertas en un seguidor de las tendencias (si eres un líder, deberías empezar a generarlas, no a seguirlas) pues nadie puede predecir el futuro. Más bien, ¡empieza a construir el futuro!

¿Cómo es el ecosistema de las startups?

Sobre el Autor: Luis Salazar es un experto en innovación y emprendimiento. Es socio fundador de Investa VB, un gestor de ecosistemas de innovación corporativa. Nuestra misión es transformar compañías de manera racional y – en compás con sólidas estrategias – generar espacios para que la innovación aterrice de manera asertiva, entendible y eficiente.
Es un lugar común entre los estudiosos de la innovación y el emprendimiento hablar de ecosistemas. Un ecosistema es una comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí. De este modo un ecosistema de emprendimiento e innovación consta de varios grupos de interés que están interconectados: el emprendedor, el estado, los inversionistas, la academia, corporaciones, los clientes o usuarios y los agentes de soporte.

En estos últimos meses la pandemia ha generado una crisis sin precedente:
• El número de empresas que está cerrando sigue creciendo (en su mayoría PYMES las cuales aportan más del 70% de la PEA)
• La oferta se mueve más lento que la demanda: Es difícil que las grandes empresas contraten el mismo número de personas de tiempos pre-pandemia pues el shock actual no sólo se ha dado por menor oferta sino por una disminución del poder adquisitivo.

Entonces, ¿qué podemos hacer como país? Hoy más que nunca, el ecosistema debe prosperar y cada jugador debe cumplir los papeles que les corresponde sin que esto implique que todo será éxito ya que como en todo ecosistema podemos esperar nacimientos, crecimiento, evolución, destrucción supervivencia. Lo que es alimento para uno será muerte para otros y algunos agentes se complementarán en círculo de vida de cooperación, competencia y coexistencia:

1. Emprendedores: Buscar soluciones a problemas reales, hoy hay muchos problemas no solucionados (incluso problemas que hace 6 meses no existían), esto abre muchísimas oportunidades para emprender.
2. Estado: fondos no reembolsables y financiamiento no son suficientes, un marco legal propicio para la atracción de inversiones, para crear y cerrar empresas, que incentive la formalidad y la competencia es necesario. La falta de estas condiciones (entre otras) hacen que sea poco atractivo escalar startups basadas Perú (una vez que tienen tamaño, se constituyen en otro lugar), los incentivos tributarios no son atractivos, las normativas para propiedad intelectual o desarrollo de innovación en el país son muy burocráticas y anacrónicas; etc.

3. La academia debe continuar con lo bueno y empezar a pensar en un I+D+i estratégico, investigar y apoyar en la solución de problemas en conexión con el mercado. Las patentes, investigaciones, estudios de las universidades deben (o al menos un % de ellos) empezar a generar flujos de efectivo directos o indirectos al ecosistema. Por otro lado, las unidades encargadas deben conectar entre sí, muchas veces operan como entes independientes sin ninguna comunicación.

4. Los agentes de soporte deben continuar apoyando y muchos deben reenfocar sus esfuerzos en apoyos reales a emprendimientos que realmente tengan potencial.

5. Los inversionistas de riesgo deben incrementar la confianza en los emprendedores: la cultura de confianza nos es ajena y no hemos logrado aún un mercado de inversión con una mentalidad real de riesgo. El dinero no es suficiente, sino es necesario aportar “Smart Money”.

6. Las corporaciones deben adoptar procesos de innovación abierta que no solo las ayuden a generar mayores eficiencias, sino que generen efectos multiplicadores en la economía gracias a las startups que actúen como proveedores servicios.

7. Los clientes hoy ya son más exigentes, las empresas tienen la obligación de ser circulares y sostenibles no sólo económicamente, sino social y medio ambientalmente. El nuevo consumidor es socialmente responsable.

En un ecosistema sano todos juegan un papel; todos necesitan del otro, y el todo hace más que la suma de las partes. La falta, ausencia o mal funcionamiento de uno de los agentes puede implicar el colapso de todo el ecosistema.

¿Por qué el miedo al fracaso es tu mayor problema?

Sobre el Autor: Pepe Villatoro es un emprendedor galardonado a nivel mundial. Ha creado 5 empresas y fue el Director de WeWork para América del Norte. Actualmente, es cofundador y CEO de Fuckup Nights, un movimiento presente en 330 ciudades de 90 países, y colabora con gobiernos y empresas para ayudar a crear un cambio de mentalidad. Le encanta viajar, una buena comida y buenas conversaciones.
Porque un filósofo muy capo lo dijo. Parafraseando a Émile Durkheim (1858-1917), a quien llamamos el filósofo Fuckup:

“El capitalismo se basa en el individualismo y la esperanza. La sensación de ser un fracaso es la carga particular que llevamos a lo largo de nuestras vidas en el capitalismo moderno «. -Emile Durkheim

Si Durkheim dijo eso en el siglo XIX … bueno, ¿qué pasa ahora, cuando cada uno de nosotros enfrenta una competencia creciente y expectativas elevadas?

No sé sobre ti, pero en Fuckup estamos cansados de que la sociedad celebre las historias de éxito simplistas (y a menudo inexactas) de los Gates y Zuckerbergs del mundo.

Para casi todos nosotros, hay un momento en la vida cuando miramos hacia atrás y nos damos cuenta de que no hemos logrado ninguno de nuestros objetivos de vida. Para mí, es que no soy financieramente independiente, no tengo un six-pack (que no sea en el refrigerador), y no he creado el impacto de cambio mundial que imaginé hace 15 años.

Nos han enseñado que la responsabilidad de nuestro éxito recae en nosotros mismos. Que siempre podemos hacerlo mejor, si solo trabajamos más duro y pensamos positivamente. Pero no todos podemos ser Rocky Balboa.

La idea de que ser una buena persona requiere siempre esforzarse más sin un final a la vista, es la razón por la cual, el fracaso se convierte en una catástrofe, que termina definiendo nuestra identidad. Además, si fallamos o no somos lo suficientemente buenos, debido a fuerzas externas, la gente dirá que solo estamos buscando excusas.

Nos hacen creer que la sociedad es justa, que el libre mercado es verdaderamente libre y que controlamos nuestro destino. Las personas que fracasan o no cumplen con las expectativas son menos inteligentes o mediocres, mientras que las personas exitosas son trabajadores que tienen valor.

Excepto que eso no es cierto. Las sociedades deben darse cuenta de que nosotros, como individuos, no tenemos el control total de cada resultado. El fracaso de cualquier tipo y en cualquier nivel es en parte una desgracia, no un reflejo de nuestro carácter e identidad.

Nuestras circunstancias, como la llamada lotería genética, qué pasaporte tenemos, a qué escuela asistimos, dónde vivimos, los imbéciles que se cruzan en nuestro camino, pandemias, etc., son factores que definen profundamente nuestro éxito o falta de él.


Ok, entonces que puedo hacer?

A la mierda el sistema. El capitalismo se basa en el individualismo y la comparación. Libérate de ese juego peligroso tanto como puedas. No te dejes vivir en un mundo de miedo.

En primer lugar, cuestiona tu definición de éxito. ¿Realmente lo creaste? O tal vez tu definición de éxito como dinero, poder y fama fue implantada por los medios de comunicación.
¿Realmente quieres enfocar tu vida en el trabajo de altos ingresos solo para convertirte en la persona más rica del cementerio?

Deja de centrarte en la validación externa y la acumulación. Cuando preguntas cuáles son los mayores arrepentimientos en los lechos de muerte de distintas personas, estas a menudo dicen que lamentan haber trabajado demasiado y no pasar más tiempo con sus seres queridos. ¿De qué te arrepentirás?

Segundo, deja de compararte con los demás. No caigas presa de la trampa de comparación del capitalismo que te convierte en un consumidor pasivo, que se esfuerza constantemente por tener más que la persona a su lado, y luego la siguiente persona, y luego la siguiente. Tener más que otros, y trabajar hasta la muerte para llegar allí, no garantizará ningún tipo de satisfacción.

Lo más importante es conocerte a ti mismo. Vive una vida más auténtica, que es el único tipo de vida que no puedes joder. Lo mejor es que cuanto más vivas esta vida, más fluirán tus actividades diarias y encontrarás personas como tú. Personas que valoran cosas similares y comparten su definición más profunda de éxito.

Pregúntate a ti mismo. Diseña tu vida. Esa es la forma de vivir una vida que está menos limitada por el estigma del fracaso.

El COVID-19 y la reinvención del sector musical

Sobre la autora: Andrea Lizárraga Michelini es CEO & CoFundadora de Musiclink, la primera plataforma de booking online de músicos en Perú, ganadora de Startup Perú 2019. Apasionada de la música y los negocios. Dejó la vida corporativa después de 9 años de experiencia en áreas comerciales de empresas transnacionales para dedicarse al emprendimiento. Actualmente también es Directora de Másters para IE Business School, escuela top de negocios en donde se graduó con honores del International MBA en el 2017.

«Los amantes de la música siguen buscando formas de conectar con sus artistas favoritos. Es así que también a muchas startups nos ha tocado reinventarnos por la pandemia.»

El COVID-19 llegó de manera inesperada para sacudir nuestras vidas en todos los ámbitos y a la economía en todos sus sectores, y la industria musical no se quedó fuera. El sector musical y artístico en general, ha sido uno de los más afectados por el aislamiento social generado a raíz de la pandemia, y probablemente sea uno de los últimos en reactivarse. La emoción de poder corear las canciones de nuestros artistas favoritos en vivo, que antes tal vez dábamos por sentada, ahora es parte de la nostalgia de la “normalidad” a la que añoramos volver. ¿Y será que realmente algún día las cosas volverán a ser como antes? ¿Y crees que deberían volver a serlo, o tal vez es hora de ver un cambio radical en el mundo?

Según la Asociación Peruana de Producción de Eventos y Espectáculos (APPEVE), las actividades ligadas al sector musical generan un promedio de 3,500 millones de soles anuales, de los cuales se perdería al menos el 75% debido al COVID-19. Asimismo, se calcula que aproximadamente 168 mil personas perderían sus trabajos en este año, un 60% de todos los empleos que agrupan a técnicos, sonidistas, iluminadores, comunicadores, entre otros. Y es que los shows en vivo no solo implican a un artista, sino a todo un equipo de producción tras bambalinas, y a muchos otros actores involucrados, desde las grandes productoras de eventos hasta los vendedores ambulantes que no faltaban en los conciertos.

Durante las primeras semanas de aislamiento social, muchos artistas optaron por realizar streamings en vivo gratuitos, en plataformas digitales como Facebook e Instagram. Incluso se vieron varias iniciativas alrededor del mundo para que la música siguiera sonando, como el “Cuarentena Fest” y el festival “Yo Me Quedo en Casa”, organizados en España en el mes de marzo. En ese mismo mes, también vimos surgir varias iniciativas locales como “Que no pare la música”, “Desde mi casa” y las “Cuarentena Sessions” de Musiclink, las cuales buscaban dar exposición al talento emergente peruano.
Sin embargo, luego de que el presidente Martín Vizcarra prohibiera los espectáculos que reunieran a más de 300 personas y el premier Vicente Zeballos indicara que los eventos artísticos se mantendrían cancelados durante el resto del año, se hizo evidente que los artistas necesitaban cambiar de estrategia para poder seguir teniendo un sustento económico. Es así que comenzamos a ver surgir algunas iniciativas interesantes de streaming y monetización de eventos artísticos, como Joinnus Live, Plugmusix, e incluso eventos vía Zoom.

Sin duda, el sector musical se ha tenido que reinventar, lo cual es un reto para los artistas y todos los actores involucrados. Esto es algo totalmente nuevo para la audiencia, pero lo cierto es que los amantes de la música siguen buscando formas de conectar con sus artistas favoritos. Es así que también a muchas startups nos ha tocado reinventarnos por la pandemia.

En el caso de Musiclink, fuimos pioneros en los festivales digitales de talento emergente. En abril organizamos el primer Musiclink Fest a través de Joinnus, en el cual contamos con 12 excelentes artistas y donamos el 20% de los ingresos a la ONG Juguete Pendiente, con miras a contribuir con su misión de hacer llegar víveres a quienes más los necesitaban. Asimismo, en junio y julio tuvimos el Musiclink Fest 2 y 3, los primeros festivales de talento independiente vía Zoom, con 18 artistas en total. Estos festivales funcionaron bastante bien debido a que la plataforma permitía que el público interactuara de manera mucho más cercana con los músicos. Además, pusimos a disposición varias formas de pago (Passline, Yape, Plin y Paypal), de manera que la compra de las entradas fuera lo más sencilla posible para los usuarios.

Si bien la cuarentena ya se ha levantado, la pandemia trajo consigo una nueva normalidad que seguirá con nosotros por mucho más tiempo. El consumidor se ha vuelto mucho más digital, ya sea voluntariamente o por necesidad, incluso en ámbitos en los que nunca había pensado hacerlo. Teniendo ya conciertos y obras de teatro por Zoom, los conciertos por realidad virtual – que ya existen, pero aún no son ampliamente conocidos en nuestro país – no suenan tan descabellados. Y aquí estaremos las startups peruanas, para seguir adaptándonos rápidamente a nuestro entorno y convirtiendo los obstáculos en oportunidades con la resiliencia que caracteriza a los emprendedores exitosos.

Fuentes:
– ¿Qué ocurre en el backstage de la industria musical frente a la pandemia de la COVID-19 en el Perú?; RPP Noticias; Link aquí.
– Festivales de música 100% digitales para divertirse durante el confinamiento; Crónica Global; Link aquí.

Soluciones en América Latina, una región llena de talento (Parte II)

Sobre la Autora: Lucía Cristina Villavicencio, tiene un Maestría en Religión, Ética y Política de la Universidad de Harvard. Ha trabajado como consultora para Organizaciones No Gubernamentales y empresas privadas en temas de género, poblaciones LGBTIQ+, poblaciones migrantes y en situación de refugio e innovación. Actualmente, Lucía se desempeña como Consultora en Innovación en IMPAQTO y Storyhunter para Duolingo Spanish Podcast. A través de sus actividades Lucía explora cómo nuestras diferentes identidades, narrativas sociales y storytelling nos permiten innovar, ser motores de transformación social y digital y agentes de cambio a través del emprendimiento social, el intraemprendimiento y la gestión cultural. Su principal motor es construir un mundo inclusivo y justo.

«Hay millones de personas en Latinoamérica desesperados por construir una región más justa, más equitativa, más inclusiva. Una región que asegure la seguridad física, mental y psicológica de todes quienes la habitamos.»

Había mucho trabajo por hacer. Además de las mujeres y niñas nos preocupaba mucho la situación que miles de personas en situación de movilidad viven en nuestra región. El ser migrante de por sí ya trae desafíos enormes y ni pensarlo en una situación sin precedentes en la historia de la humanidad como un confinamiento debido a una pandemia global.

Lanzamos nuestra segunda hackatón “Hackea la Crisis 2020: Migrantes”. Los tres retos fueron:
1) Integración económica,
2) Situación de calle,
3) Xenofobia y discriminación en acceso a la salud.

Los resultados una vez más fueron abrumadores. Latinoamérica como todas las regiones del mundo tiene altos índices de xenofobia y la pandemia resalto esta realidad. Sin embargo, también hay aquellos que están consientes están conscientes que sin importar nuestro estado migratorio todes somos seres humanos y merecemos el respeto y la garantía de nuestros derechos. Es por esto que recibimos más de 300 aplicaciones de 20 países, generamos 33 soluciones, contamos con la participación de 87 personas como mentores, speakers, jurados, expertos y finalmente seleccionamos 3 soluciones que como premio recibieron capacitaciones en línea y conexiones con distintas organizaciones que se comprometieron a impulsar el desarrollo de las soluciones.
Después de resultados como estos y de ver como desde de diferentes regiones de nuestro continente las personas se conectaban y se comprometían a trabajar sin parar con tal de generar soluciones estamos convencides de que esta región tiene muchísimo por ofrecer más allá de tan solo nuestros recursos naturales. El talento, la capacidad, la creatividad y el compromiso están aquí solo necesitan las herramientas y la guía para generar soluciones increíbles. Los retos todavía son varios por lo tanto desde IMPAQTO seguimos trabajando.
 
Actualmente estamos trabajando en una tercera hackatón. El problema se centra en que como el virus crece la desinformación también. Existe mucha desinformación en relación al COVID-19 su proveniencia, sus efectos, el como contagiarte, el evitar el contagio y el como tratar un contagio adecuadamente.

Las Naciones Unidas abrieron un Hub Virtual para que las comunidades de artistas y creativ@s desarrollaran mensajes efectivos que combatan al virus y la desinformación. Miles de piezas gráficas ya fueron subidas en diferentes idiomas pero sólo el 3% del contenido está en español o presenta mensajes culturalmente relevantes para nuestra región. Por lo tanto desde IMPAQTO con Nexus y el apoyo de Open Road Alliance estamos organizando una tercera hackatón. Esta tiene una metodología y enfoque de retos diferentes ya que estamos llamando a l@s artistas, creativ@s de nuestra región a ser una herramienta en contra del COVID-19 generando piezas artísticas que informen de forma veraz y sustentada en fuentes fidedignas a la región. Tenemos previsto iniciar la convocatoria el lunes 13 de julio y cerrarla el 21 del mismo mes. Pero si quieres participar, si quieres luchar contra la desinformación, si quieres combatir la pandemia con tu arte, con tu creatividad y habilidad visita la página de “Hackea la Crisis 2020: Arte vs. COVID-19” y mantente atento a las redes de IMPAQTO y nuestros media partners, como Investa VB en Perú, para conocer de nuestras próximas hackatones.
 
Fuera de la pandemia nuestra región enfrenta muchos desafíos. Desde IMPAQTO buscamos apoyar a los agentes de cambio de nuestra región para encontrar soluciones a estos desafíos. Es por esto que trabajamos desde nuestras diferentes líneas de negocio y con nuestros diferentes aliados en proyectos que apoyen y fortalezcan a emprendedores sociales y ambientales, intraemprendedores y agentes de cambio en organizaciones internacionales o/y sin fines de lucro para que puedan alcanzar su objetivo de construir una mejor región, un mundo mejor.
 
Actualmente, estamos trabajando con Planned Parenthood Global para apoyar, fortalecer e impulsar a emprendimientos que se enfocan que salud sexual y reproductiva. El desarrollo de América Latina es obstaculizado por el problema básico de que las personas no tienen acceso a la información y los servicios de salud reproductiva necesarios para poder decidir su futuro, lo que provoca, entre otras, las siguientes consecuencias:
 
·         El 65% de las mujeres en edad reproductiva desea evitar un embarazo y no pueden hacerlo. (UNFPA, 2017)
·         Es la única región en el mundo donde aumenta el número de embarazos en niñas menores de 15 años (PAHO, UNFPA, UNICEF, 2017) y, cada año, más de 2 millones de adolescentes entre 15 y 18 años se embarazan, impactando su trayectoria educativa y oportunidades laborales.
·         24 millones de mujeres tienen una necesidad insatisfecha de métodos anticonceptivos modernos. (UNFPA, 2017) 
·         Más de 1 millón de niñas y adolescentes han sufrido violencia sexual. (UNICEF, 2017)
·         Más del 97% de las mujeres en edad reproductiva viven en países donde la interrupción del embarazo está altamente restringida por ley y patrones socioculturales.  (Guttmacher Institute, 2017)
·         Aunque la interrupción del embarazo es un procedimiento médicamente sencillo y seguro, 760.000 mujeres son tratadas anualmente por complicaciones derivadas de la necesidad de recurrir al aborto inseguro. (Guttmacher Institute, 2017)
 
Por lo tanto, en conjunto con Planned Parenthood y Alterna, contraparte en Guatemala, desarrollamos IDEA Start un programa que apoyar y fortalecer a 24 empresas y organizaciones con modelos de negocio sostenibles y con el potencial de impactar en la salud y los derechos reproductivos de millones de mujeres y hombres a través de productos y servicios innovadores. Estamos buscando 12 emprendimientos en América del Sur y 12 en México y Centroamérica.
 
IDEA Start busca impulsar emprendimientos que están buscando crecer y beneficiar a millones de personas en la región con sus servicios y productos. Queremos impulsar soluciones innovadoras que respondan a los desafíos para la salud y los derechos reproductivos que enfrentamos en América Latina. La convocatoria inicio el 17 de junio y recibiremos postulaciones hasta el 19 de julio. Si quieres participar por favor visita la página de IDEA Start y envíanos tu aplicación. A IMPAQTO si te encuentras en América del Sur (Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay) y a Alterna si te encuentras en México y Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá). Al participar en IDEA Start no solo recibes acompañamiento, herramientas y conocimiento para tu emprendimiento pero la oportunidad de recibir $15,000 dólares de capital semilla en los Premios IDEA 2021.

Al igual que millones de latinoamericanos creemos que nuestra región merece mejor, sabemos que podemos transformar nuestra realidad y convertimos en una región más equitativa, justa e inclusiva. Convocatoria, tras convocatoria hemos evidenciado el talento, la pasión y las ganas de crear que existe en nuestra región. Respondemos a los retos que tenemos que transformamos nuestra realidad. Latinoamérica es una región rica en talento que tiene mucho que ofrecer al mundo.

Anterior parte del artículo: Aquí!

Industrias extractivas e Innovación, ¿conceptos opuestos?

“La diferenciación por costo es parte de una teoría estratégica empresarial obsoleta. Pero casi todos los players en estas industrias bailan ese valse antiguo.”

Nuestras industrias extractivas (pesca, minería, agricultura) son líderes globales. Eso es innegable. Gracias a la naturaleza que nos permite tener un mar rico, Andes de oro y tierras con ventanas de cosecha únicas.  

Todas estas industrias coinciden en la búsqueda de economías de escala (producción en grandes cantidades con costos reducidos). Lamentablemente, el conocimiento aplicado y la innovación se han dirigido al mismo objetivo, por un paradigma. “Generamos commodities, los precios los domina el mercado”. 

Aquí debemos rebelarnos. La diferenciación por costo es parte de una teoría estratégica empresarial obsoleta. Pero casi todos los players en estas industrias bailan ese valse antiguo. 
Ello no sólo les quita valor a estas empresas, sino que condicionan el mejor uso de otro gran recurso peruano: el intelectual. Las divisas al país es marketing obsoleto también. Si adicionaran valor en la transformación, esas divisas se podrían multiplicar 10 veces con la misma cantidad de insumo. Poco riesgo y conformismo.

¿Qué necesitamos? 

1.      Utilizar nuestro genio. El recurso natural es limitado. No tiene sentido vender productos de bajo valor. Observemos problemas globales para responder con diseño, producción y branding (no necesariamente local, pero de nacionalidad peruana). Eso rentabiliza varias veces más que el commodity.
  
2.      Abandonar mercados altamente competidos. No somos monopolios, no conviene estar ahí. La harina de pescado es una opción de producción. ¿Es la única? No. La producción de Omega 3 y 9 para la industria farmacéutica y cosmética, el aprovechamiento del cuero de pescado, el uso de ricas áreas marinas para la piscicultura a mar abierto. ¿Cocinar pescado y venderlo como comida para ganado?
  
3.      Entrenar, generar y atraer talento + conocimiento para una visión global de los problemas de la humanidad y generar respuestas con nuestros recursos y una cultura de extracción responsable y ecoamigable.  

4.      Involucrar ciencia y cultura, abrazando lo heredado por nuestros ancestros para evolución y revolución. El Estado es clave para este gran cometido, como reductor de riesgo, protector de la propiedad intelectual, acelerador de la ciencia aplicada y mecenas de la ciencia básica.  
Estamos en julio, a un año del Bicentenario, tenemos la chance de construir un gran Perú. Aún.  
 

Sobre el Autor:
Javier Benavides es un experto en innovación y finanzas. Es socio de Investa VB, un gestor de ecosistemas de innovación corporativa. Nuestra misión es transformar compañías de manera racional y – en compás con sólidas estrategias – generar espacios para que la innovación aterrice de manera asertiva, entendible y eficiente.