4 Pasos para Arruinar tu Ronda de Inversión (que de seguro estás siguiendo)

Sobre el Autor: Javier Benavides es socio de Investa VB, financiero y estratega de la innovación. Realidad y futuro juntos para construir puentes racionales entre la innovación (un medio) y el core business corporativo con un objetivo claro: capturar mercados y ganar la preferencia del cliente de manera rentable y generadora de valor a corto, mediano y largo plazo. Customer Centric no basta si no hay sentido común empresarial.

“Tu compañía y la consecución de financiamiento son dos negocios distintos y en marcha. Si son varios socios, especialicen a uno de ustedes en llevar el liderazgo del financiamiento mientras los otros siguen alimentando la operación y progreso del negocio”.

Alistarse para una Ronda de Inversión no es fácil porque los recursos y enfoque que teníamos en construir un negocio sólido y viable suelen absorber nuestras energías. Sólo planificar el proceso ya es muy difícil y emocionalmente complicado, pues implica dejar ir parte de nuestra propiedad en un proyecto que se está haciendo realidad.

¡Qué maravilla hubiera sido si hubiera estado ese inversionista desde el inicio para luchar a nuestro lado! ¡Y justo tenemos que pedir que se nos sume cuando estamos al borde de un gran éxito!
Esa emocionalidad – si bien es importante pues es la madre del impulso emprendedor – nos puede jugar en contra al momento de buscar inversión.

Por eso debemos evitar estos cuatro pensamientos/frenos al momento de buscar inversión:

1. La ronda de inversión se sustenta en super pitch de producto bueno y compañía rentable.
Se habla tanto del “pitch” de inversión que se piensa que es como decir Ábrete Sésamo a las arcas del inversionista. Nada más alejado de la realidad y nada más doloroso que no te llamen luego de que digan que tu pitch estuvo increíble. En estos tiempos ninguna diapositiva vale tanto. Lo que vale es un negocio andando con personas valiosas y conectadas a su mercado y entorno. Si lo tienes, no te canses de mostrarlo y demostrarlo. Esta no es una venta de tu producto o servicio, es una venta diferente y que requiere de tanta pasión y entrega como la brindas a ese cliente con el que te sientes involucrado en servirlo. ¡No frenes tu ánimo!

2. No es tan difícil, no tiene sentido asesorarnos
Repetimos, esta es una venta diferente. Entonces necesitas enfoque y recursos humanos en un mercado que quizás no conoces tanto como aquel en el que tu compañía se especializa. Aprovecha a tus asesores y mentores para conocer a tus stakeholders y planificar tu lista de potenciales inversores y accionar con cada uno de ellos. No esperes.

3. Todo dinero es bueno, bienvenidos a girar su cheque.
Muchos se refieren a la palabra inversionista porque lo que realmente duele es que esa persona que va a poner dinero en tu compañía en realidad tendrás que llamarla TU SOCI@. Asume desde un inicio este enfoque pues te pondrá en alerta de todo el proceso que involucra. Recuerda tu acuerdo de socios y lo difícil que fue. No busques sólo dinero, sino a socios ideales.

4. Nuestro enfoque está en un pitch poderoso, todo el resto es cuesta abajo.
Otra historia del pitch y de las conversaciones subsecuentes. Si estás vendiendo parte de tu compañía, ten en cuenta que su valor (o su falta de valor) no incluye sólo sus grandes perspectivas. Tener una compañía ordenada, preparada para crecer, sin contingencias importantes y con información disponible es tan importante como tu promesa de negocio boyante. Prepárate a crear información, a ordenarla, a validar tu propuesta de valor como compañía. Si empiezas tarde en generar orden y planificación, pierdes credibilidad y la inversión, sin importar de si estás ya con un contrato firmado y a punto de que depositen el dinero.

Un sencillo consejo: Tu compañía y la consecución de financiamiento son dos negocios distintos y en marcha. Si son varios socios, especialicen a uno de ustedes en llevar el liderazgo del financiamiento mientras los otros siguen alimentando la operación y progreso del negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *