¿Oportunidades en tiempos de crisis? (Parte II)

Sobre la Autora: Paula García es la Innovation Program Manager en Seedstars Peru y Cofundadora de Vangou.in
En estos tiempos, muchas startups y empresas en Latam están acatando las medidas de aislamiento social y estados de emergencia. En tal marco, para evitar despidos algunos están realizando reducciones del sueldo en 30% y otras, aplicando las licencias compensables a sus trabajadores. Es aquí donde viene esa pregunta: ¿cuál de todas las opciones debería tomar como decisor de mi empresa?

Para encontrar respuestas y consejos sobre las opciones que hay, además de entender el contexto objetivamente, conversamos con personas de sectores relacionados para conocer sus opiniones:

1. Oportunidades Laborales en estos tiempos – Get On Board

Get On Board es una plataforma que te permite postular fácilmente a trabajos seleccionados en startups y en empresas tecnológicas de todo el mundo. Además, es una de las 2 startups de habla hispana seleccionadas por 500 en el “500 Startups San Francisco Seed Program”.
 
Conversando Sergio Nouvel, fundador y CEO de Get On Board, comenta que a raíz del COVID-19 en San Francisco (US) se ve cierta reducción en el movimiento regular de inversionistas. Es así que se aprecia una posición un poco más conservadora, en un ambiente que es normalmente dinámico.

¿Cómo están las startups en esta situación?
Se pueden apreciar en líneas generales dos grupos, de acuerdo a Sergio:
1.     Startups sin liquidez. Que están tratando de mantener la luz, por ejemplo de las industrias de mobility y viajes, cuyos sectores son los más afectados. Muchos de ellos podrían pivotear, descubrir nuevas formas de generar negocio y otros lamentablemente terminarán cerrando.
2.     Startups de buena liquidez. Que acaban de recibir cash y se encuentran en buena posición, avanzando. Ejemplos: startups de health, trabajo remoto y entretenimiento en hogar.
Ciertamente, cualquier sea el grupo o la categorización que se les pueda poner a los negocios. Acordamos que para la mayoría existe una disrupción fuerte.
 
Entonces, ¿cuáles son las acciones a tomar? Recomendaciones pueden haber muchas y herramientas también, vayamos a temas concretos. Tal como afirma Sergio, las opciones pueden resumirse en:

–       Pivotear: varias startups que realizan servicios presenciales como por ejemplo una startup que realiza el cuidado de niños, están haciendo nuevos canales de contenido online para su mismo público. Otras abriendo temporalmente negocios de consultoría, opción sobrevivir.

–       Buscar más inversión, puede ser una opción pero se vuelve más complejo en estos tiempos.
 
¿Y las empresas? Enfocadas en tratar de sobrevivir trabajando en una modalidad a la que tal vez no estaban acostumbradas: en remoto. Dependiendo de qué tan digitalizados están, muchos tendrán que agilizar sus procesos de adaptación.
 
¿Recomendaciones para emprendedores en momentos de poca liquidez?
Recomendamos el artículo de Paul Graham de Ycombinator, que en sí nos dice “siempre podrás encontrar algo en el mundo de la consultoría”, comenta Sergio.
 
Está bien hacer un poco de trabajo de asesoría al principio. Las startups generalmente tienen que hacer algo raro al principio. Pero recuerda que la rentabilidad Ramen no es el destino. El destino de una startup es crecer muy grande; la rentabilidad Ramen es un truco para no morir en el camino.
Paul Graham, YCombinator
 
–       Para las startups que tienen cash, pónganse en modo protección de liquidez. “Ninguna startup quiebra por modelo de negocio, sino porque se le acaba el dinero”, menciona Sergio.
Preguntas importantes para hacernos aquí como emprendedores: ¿cómo aguantar el vendaval reduciendo el burning money? ¿podemos ver alguna oportunidad escondida? Enfocarse en runway
–       Para las startups con cash, adoptar la posición de “construir el futuro”, ordenarse internamente, construir a largo plazo en lugar de responder rápidamente a la situación de ahora, hacer procesos internos y externos más eficientes. No congelar todo, la actividad puede disminuir pero es tiempo de ordenar la casa.
 
En Get On Board, Sergio comenta que están poniendo más esfuerzos en:
●     Internamente mejorar producto: cultura de documentación de procesos y conocimiento.
●     Asegurar estado emocional del equipo.
●     Preparando integraciones con otras aplicaciones.
 
Buenas noticias para todas las startups y empresas leyendo este artículo, en Get On Board podrán publicar gratuitamente aquí (getonbrd.com) todos los empleos que tengan la condición de ser en remoto.

2. Adaptaciones en Recursos Humanos – HR Talks Latinoamérica

Conversamos con Raúl Lavado, Fundador de HR Talks Latinoamérica con más de 9 años de experiencia en Recursos Humanos, nos cuenta sobre las perspectivas y consejos desde el sector startup y empresarial en Perú y Ecuador.
 
Startups. ¿Qué acciones principalmente hacer? Tratar con clientes para que a fines del periodo de cuarentena retomar o mantener relaciones mientras internamente asegurar y ajustar modelo de ingresos. Además de acomodar la cadena de pagos para velar por la continuidad del negocio.
 
Con HR Talks Latinoamérica tienen gran presencia en Ecuador y Perú, donde la mayoría de sueldos son por contratación de servicios. Por lo tanto no hay reducción de salarios, sino disminución de la cantidad de personal y/o tiempo de labores. Por ejemplo, en equipos de ventas y, si antes trabajabas 8 horas, ahora sería dependiendo de la carga laboral, hasta 4 horas.
 
“Ahora es cuando vemos las fortalezas y formas de negocios. Además de revaluar lo que están haciendo”, confirma Raúl Lavado sobre la situación actual de las startups.
 
Empresas grandes. ¿Qué implementaciones o decisiones se están tomando? En el área de recursos humanos están creando puesto de Planeamiento de la carga laboral (Workforce Planning) dentro del área de compensaciones. Aquí se re-evalúan las habilidades y como actividad base es elaborar estudio técnico de cuántas personas necesitas según el modelo de negocio que tenga.

Por otro lado, comenta que es vital hacer énfasis a las empresas que no pueden contar días no trabajados por COVID-19 como vacaciones. Resalta también que hay empresas como La Lucha y San Antonio que han dado víveres e implementado planes de acción ante el COVID-19 para sus trabajadores.
 
Otro caso interesante que nos comparte está en el área de diseño de productos financieros de bancos. Existen varias implementaciones al respecto, para combinar más las habilidades de cada personal y promover la cultura multidisciplinaria.
 
“Desde startups a empresas grandes el tema del re-skill es crucial en estos tiempos”, asegura Raúl Lavado. “Ahora se pone a prueba la resiliencia de los negocios”.

3. Digitalización empresarial – 4 Punto Cero

Empresas como 4 Punto Cero, brindan soluciones de facturación electrónica a medida por
ejemplo: integraciones de e-commerce, están ayudando a distintas empresas a subirse lo más pronto posible a esta “ola” de digitalización. Optimizando tiempos y brindando soluciones de valor agregado tanto a clientes finales como al proveedor.
 
Conversando con Jorge Ventura, fundador de 4 Punto Cero, comenta sobre la transformación digital y qué tan complicado se vuelve en estos momentos para las empresas que no lo tenían mapeado. Resumiendo en el caso de Perú y otros países en Latam, “aún hay camino por recorrer”.
 
Tomando esto como una oportunidad, es momento de saltar a la ola de digitalización más que nunca. Si su empresa no tuvo ningún esfuerzo de reconocimiento de marca o presencia digital, aquí dejamos algunos primeros pasos que podrías seguir:
 
●     Analiza cómo tu público objetivo está reaccionando a COVID-19 y actualiza tus buyer persona.
●     Haz o re-haz tu estrategia de marketing.
●     Reactiva a tus clientes potenciales y mantén contacto con tus clientes.
●     Compromete a tu equipo con tu misión y construye una comunidad digital.
Fuente: Día 1 (suplemento de negocios de El Comercio, 23 de marzo 2020)


4. Gestión de equipos en entornos cambiantes – Seedstars

Según Horatiu Ticau, Global People Operations Lead en Seedstars, sobre las medidas que están tomando varias startups, sabemos que están reorganizando sus equipos para evitar contratar personal nuevo, por ejemplo.
 
Algunos consejos:
 
●     Comunicarse con frecuencia con personas de la organización. Ser transparente.
○     Seguimos haciendo reuniones de “Community Town Hall” con todos los equipos globales en Seedstars para mantener a todos informados sobre cómo va la empresa, directa y transparentemente.

●     Ayuda a abordar la ansiedad de las personas también. Dé espacio para que las personas discutan sobre el impacto emocional que trae toda esta situación.
○     En Seedstars, en cada escuadrón tenemos llamadas de registro, check-in calls, todos los días durante la cuarentena para ver cómo estamos, si tenemos dificultades y para mantener el contacto humano, como reuniones diarias de Scrum.

●     Involucra a las personas en la generación de soluciones. No los guardes en la oscuridad.
○     Como ejemplo, creamos una Guía de supervivencia para Startups COVID-19 de inicio creada por el equipo de Latam y en asociación con Platzi.

●     Recuerda que en crisis demuestras quién eres realmente como empresa. Todas las cosas buenas que dijiste, que defiendes, la misión, los valores y la toma de decisiones que has predicado hasta ahora se pondrán a prueba ahora.
○     Practique sus valores, puede hacer uno por semana y hacer algunos desafíos internos con premios para los mejores, por ejemplo.

●     Utiliza la crisis como una oportunidad. Aprovecha el impulso y la urgencia en la organización para implementar los procesos y rituales de la organización que planeó, pero que nunca logró.
○     Tales como los que brindan más transparencia financiera, ayudan a la organización a ser más ágil, etc.

●     Haga una lista de roles que son críticos en estos períodos.
○     Como los que le ayudan a generar ingresos, reducir costos y hacer la transición a actividades en línea. Y roles que puede poner en espera / mover fechas de inicio. Apéguese a los que son críticos para el éxito de su negocio.
 
Oportunidades: ¿dónde?

En la situación que vivimos: contamos con emprendedores, startups y empresas brindando contenido gratuitamente. ¿Cómo? A través de videoconferencias, talleres y transmisiones online en redes sociales así seguimos creciendo juntos como comunidad.
 
Seguimos recopilando constantemente estas oportunidades de acceso a productos, perks y servicios para compartirlo en todo LATAM. Puedes encontrarlo aquí en nuestra landing creada exclusivamente para centralizar todas las geniales iniciativas y oportunidades laborales disponibles: https://cares.seedstars.com/latam

Recuerda que ¡juntos somos más fuertes!

Soluciones en América Latina, una región llena de talento (Parte I)

Sobre la Autora: Lucía Cristina Villavicencio, tiene un Maestría en Religión, Ética y Política de la Universidad de Harvard. Ha trabajado como consultora para Organizaciones No Gubernamentales y empresas privadas en temas de género, poblaciones LGBTIQ+, poblaciones migrantes y en situación de refugio e innovación. Actualmente, Lucía se desempeña como Consultora en Innovación en IMPAQTO y Storyhunter para Duolingo Spanish Podcast. A través de sus actividades Lucía explora cómo nuestras diferentes identidades, narrativas sociales y storytelling nos permiten innovar, ser motores de transformación social y digital y agentes de cambio a través del emprendimiento social, el intraemprendimiento y la gestión cultural. Su principal motor es construir un mundo inclusivo y justo.

“Hay millones de personas en Latinoamérica desesperados por construir una región más justa, más equitativa, más inclusiva. Una región que asegure la seguridad física, mental y psicológica de todes quienes la habitamos.”

América Latina se convertido en el epicentro de la pandemia del COVID-19. Los retos que enfrentábamos antes de la pandemia solo se han agudizado, evidenciando el largo camino que tenemos por recorrer para asegurar el bienestar de nuestres ciudadanes. Sin embargo, la voluntad, creatividad, fuerza y ganas de transformar de las personas que habitan América Latina se ha evidenciado cada vez que IMPAQTO llama a una convocatoria para buscar soluciones a los retos que enfrentamos como región.
 
IMPAQTO es una Empresa B basada en Ecuador, un “ecosystem builder” que acoge y apoya a agentes de cambio (emprendedores, freelancers, PYMES, corporativos e intraemprendedores) para convertir sus ideas en empresas y/o modelos escalables y de triple impacto. Esto lo hacemos a través de 3 unidades de negocio: 1) Coworking y Comunidad Virtual: Espacios colaborativos para agentes de cambio, 2) Lab: Aceleradora que acompaña a compañías escalables de impacto social o ambiental, 3) Consulting: Consultorías para apoyar a empresas y organizaciones internacionales a generar innovación con impacto.
 
Al llegar la pandemia, al igual que muchas empresas, tuvimos que empezar a transformarnos a evolucionar. Fue así como empezamos a trasladar nuestra comunidad de agentes de cambio de lo físico a lo digital. Empezamos por nuestros espacios. En Ecuador IMPAQTO tiene 5 sedes en las que diferentes tipos de emprendedores crean redes de contactos y desarrollan sus actividades. Al cerrar los espacios físicos abrimos los canales virtuales. Empezamos a dar webinars (charlas virtuales) todos los días. Invitamos a expertos en diferentes áreas como liderazgo en tiempos de crisis, teletrabajo, transformación digital, estrategia en tiempos complejos, eventos en línea, formas de pago en línea entre otros para satisfacer las necesidades que ahora tenían nuestros emprendedores. Por tres meses realizamos dos webinars diarios con una participación promedio de 200 personas por webinar.
 
Identificamos que a pesar del miedo y las restricciones las personas querían aprender, adaptarse, trabajar construir. Empezamos a pensar en cómo más podíamos contribuir. Entendíamos que la pandemia estaba afectado directamente a PYMES y emprendimientos de América Latina. Con el apoyo del BID Lab desarrollamos lo webinars, pero necesitábamos hacer más. Con el apoyo del BID Lab iniciamos un proyecto de mentorías para emprendimientos en las áreas más afectadas por el confinamiento como el turismo, la gastronomía, el calzado. Fue así como nació IMPAQTO Lab Mentorías un programa que unía a emprendedores con diferentes mentores, empresarios ecuatorianos, con el objetivo de entender que transformaciones o pasos inmediatos debía tomar cada emprendimiento para sobrevivir o transformar su modelo de negocio. Graduamos a 27 emprendimientos de este programa.
 
No era suficiente. Cada día veíamos con preocupación como las denuncias por violencia de género aumentaban en la región. Los casos de violencia física, psicológica y sexual en hogares incrementan durante la pandemia ya que el tiempo que las mujeres y niñas están solas con sus abusadores es mayor, las posibilidades de buscar ayuda se ven reducidas y los niveles de estrés y ansiedad aumentan. En la región al menos una de cada cuatro mujeres ha experimentado un episodio de violencia física, sexual o psicológica infligida por su pareja. Tanto solo en Ecuador, desde el inicio de la cuarentena se registraron 6,800 llamadas al 911 por posibles casos de violencia de género. Teníamos que actuar.
 
Daniela Peralvo, co-fundadora de IMPAQTO y Directora de IMPAQTO Labs, empezó a ver una tendencia en diferentes regiones del mundo e identificó que las hackatones, eventos de varios antes utilizados con el objetivo de desarrollar código, podrían ser una buena herramienta para encontrar soluciones a los retos que se agudizaban. Empezamos a hablar con nuestras contrapartes Planned Parenthood Global respondió, el BID Lab, UNICEF, el PNUD, la cooperación alemana a través de la GIZ. Organizamos nuestra primera hackatón virtual. Un evento de dos días en el que [email protected] virtuales de toda la región latinoamericana trabajarían con una metodología diseñada por IMPAQTO para encontrar soluciones a tres retos que millones de mujeres y niñas en nuestra región enfrentan todos los días y que a causa del COVID-19 se veían agudizados.
 
Los tres retos fueron: 1) Aumento en casos de violencia intrafamiliar bajo encierro, 2) Falta de acceso a productos y servicios, 3) Imposibilidad de comunicación con el exterior. Teníamos los retos definidos ahora teníamos que armar la hackatón. Para los que no son parte del mundo desarrollo digital o innovación abierta la palabra hackatón viene de la palabra hack (en inglés): solución creativa e innovadora para los problemas, con un enfoque con un enfoque lúdico. Y la palabra maratón que hace relación al tiempo de 24 a 48 hrs de trabajo que toma el trabajar retos planteados sobre un tema específico y presentar solucione innovadoras. Eso quiere decir que teníamos que armar un evento virtual de dos días que invite a sus participantes a generar soluciones y que [email protected] mantenga activos. El primer desafío fue entender la tecnología, pero gracias a nuestra Directora en Comunicación, María Angélica Arias, entendimos como podíamos hacer de una hackatón virtual una realidad.
 
El segundo reto era encontrar a los participantes. ¿Quién iba a querer estar conectado dos días enteros, trabajar intensamente y sin parar? Fue la mejor sorpresa. Ciento de personas en toda Latinoamérica quería trabajar por encontrar soluciones a los retos que enfrentan millones de niñas y mujeres en nuestra región. Recibimos más de 200 aplicaciones de más de 20 países (porque además personas que hablan español y viven fuera de Latinoamérica también querían sumarse). Tuvimos participantes de Brasil que hablaban portuñol, una mezcla de portugués y español, pero ellas querían participar, contribuir, ser parte de las soluciones.
 
Fue el mejor llamado a la realidad. El realizar esa primera hackatón “Hackea la Crisis 2020: Mujeres y Niñas” nos hizo darnos cuenta que hay millones de personas en Latinoamérica desesperados por construir una región más justa, más equitativa, más inclusiva. Una región que asegure la seguridad física, mental y psicológica de todes quienes la habitamos. Nuestros aliados, nuestros media partners como Investa VB en Perú, nos permitieron llegar a todas estas personas en diferentes países de nuestra región que querían actuar y generar soluciones.
 
Los resultados de la hackatón fueron excepcionales. Recibimos más de 200 aplicaciones de 20 países, generamos 27 soluciones, contamos con la participación de 78 personas como mentores, speakers, jurados, expertos y finalmente seleccionamos 3 soluciones que como premio recibieron capacitaciones en línea, apoyo económico para desarrollar el piloto de su solución y conexiones con distintas organizaciones que se comprometieron a impulsar el desarrollo de las soluciones.

La Paradoja de la colaboración

Sobre la Autora: Pamela Antonioli De Rutté es Gerente en Hub de Innovación Minera del Perú.

“La colaboración, en la búsqueda de sumar valor, termina siendo el aliado perfecto de la innovación, y como tal, requiere ser inspirada, conectada y orquestada. Cuando hablamos de colaboración, uno más uno siempre es mayor a dos.”

Hoy en día, que muchos hablamos de innovación abierta, de sumar esfuerzos, de solidaridad en tiempos de crisis, ¿quién podría oponerse a la idea de que colaborar es bueno? Nadie. ¿Quién sería portavoz de los perjuicios de la colaboración? Y si hubiera uno, ¿no lo miraríamos como bicho raro?

Entonces, la pregunta que cae de madura es ¿por qué no colaboramos más? ¿Por qué, si es obvio que es beneficiosa la colaboración, no ha llegado a ser una práctica común? Alguna vez un colega y amigo, durante el Programa Global de Aceleración de Políticas de Innovación en el Reino Unido, dio una respuesta tan certera como breve: “Colaborar duele”.

En efecto, y es ahí donde reside la paradoja de la colaboración. Colaborar no es fácil por dos motivos: demanda tiempo y confianza (que, a su vez, toma tiempo). La colaboración parte de la premisa, válida, de que se suman experiencias y capacidades, se comparten riesgos y se gana tiempo con la contribución de cada una de las partes. Pero a la vez, en la práctica, las iniciativas en colaboración muchas veces son percibidas como un sinfín de reuniones, pérdida de tiempo, desconcentración de las tareas urgentes, entre otras.  Es así que, para que uno apueste por la colaboración, el impacto – visto como mejores resultados, trabajo/recursos compartido o en el efecto de serendipia – debe ser mayor al esfuerzo que demanda, es decir, que realmente se perciban los beneficios de hacer algo en conjunto versus hacerlo individualmente.

¿Cómo lograr esta inecuación a favor de la colaboración? A continuación, tres puntos clave:
Primero, es importante poner en relieve el grado de interacción: la verdadera colaboración, a diferencia de la cooperación, involucra el compartir objetivos y la toma de decisiones de manera conjunta, por ello, se obtienen mejores resultados cuando se trabajan proyectos de innovación orientados al reto. Si hablamos de innovación en colaboración, como no es sencillo predeterminar el impacto, conviene vender el sueño en lugar del plan, de manera que se asuma el objetivo común.

Segundo, el esfuerzo de trabajar en colaboración debe plasmarse en el establecimiento de roles y de una comunicación frecuente. En la colaboración la complementariedad de competencias es fundamental y, en ese sentido, una práctica saludable es que cada parte demuestre sus habilidades y mencione sus debilidades.

Tercero, y no menos importante, se requiere liderazgo y nunca olvidar que la colaboración se reduce a personas. Como sucede en la innovación, en la colaboración, la moneda corriente no es el producto sino el talento en las personas, son las personas quienes deciden si hay o no valor en algo.
Finalmente, la colaboración, en la búsqueda de sumar valor, termina siendo el aliado perfecto de la innovación, y como tal, requiere ser inspirada, conectada y orquestada. Cuando hablamos de colaboración, uno más uno siempre es mayor a dos.

El auge del mercado SexTech en tiempos del Covid – 19

Sobre la Autora: Giuliana Huamán es Coach, Storyteller & Innovation Consulting. Desde los 18 años estudia acerca de su propia sexualidad, y hoy después años como coach pone un proyecto enfocado a una problemática que ella misma ha tratado y vivido. Con 13 años de experiencia en negocios, de los cuales hace 5 como especialista en Innovación y storytelling para empresas, incubadoras de negocio, universidades y emprendedores. Alumni en Bootcamp del MIT , speaker internacional, y una viajera a todo terreno, acaba de volver al Perú tras iniciar su propia misión tecnológica y de innovación después de aprender de los mejores hubs del mundo , de 4 continentes. Su lema : “No vale con soñar, hay que accionar, para hacerlos realidad”.

“En un mundo donde se habla de la “nueva normalidad” ¿Acaso nuestra sexualidad no es parte de ello? Es por ello que se ha creado el concepto de la #SexNewNormality y va a marcar un antes y un después en cómo vas a experimentar tu sexualidad.”

Con esta pandemia que ha producido el aumento de la tasa de desempleo, el distanciamiento social y por ende que el mundo entero guarde cuarentena, los expertos predicen una recesión en casi todo el globo. Pero en medio de una crisis económica, con restaurantes que se convierten en bodegas, minoristas que cierran sus puertas y grandes empresas que despiden y despiden a sus empleados, la industria sextech está en auge.
 
¿Qué está pasando? En esta cuarentena mundial muchas personas enfrentan más “tiempo a solas” que nunca, muchas parejas están a distancia, muchas personas ya se cansaron de estudiar todos los cursos de las plataformas educativas tradicionales, entonces es ese el momento donde el sexo, un derecho fundamental del ser humano ocupa el protagonismo en nuestras vidas, y con ello el desarrollo de nuestra sexualidad.
 
Los próximos cinco años parecen ser un momento crucial para el bienestar sexual. Se prevé que el sector tendrá un valor de $ 122 mil millones para 2024, y una TACC del 13 por ciento, los ángeles inversionistas concuerdan que se pueden encontrar grandes oportunidades de negocios en tecnología sexual y bienestar sexual. El mercado de sextech es de $ 30 mil millones en Europa, compuesto por juguetes sexuales, aplicaciones y servicios, que está siendo impulsado por un mercado cuya demanda crece día a día. En cambio, los gigantes estadounidenses, como Pornhub, están viendo un aumento en el tráfico (esto aumentó un 13.7% en marzo), los jugadores más pequeños también están obteniendo incrementos en sus ganancias entre el 150% a 250% en los meses de marzo y abril, de acuerdo a la información de Forbes.
 
Hablemos de la #SexNewNormality
 
Creo que a estas alturas no es necesario que dedique más de cuatro líneas a explicar qué es la “nueva normalidad”. Todos lo hemos escuchado tantas veces en la tele, en la radio y leído en internet que sabemos perfectamente que la Nueva Normalidad implica distanciarnos socialmente, llevar mascarilla y mantener ciertas medidas de higiene. Ahora los abrazos se han cambiado por guiños en la distancia y nuestras casas se han convertido en nuestros refugios.
 
En un mundo donde se habla de la “nueva normalidad” ¿Acaso nuestra sexualidad no es parte de ello? Es por ello que se ha creado el concepto de la #SexNewNormality y va a marcar un antes y un después en cómo vas a experimentar tu sexualidad. Dejando el virus aparte, también va a haber una pre y post sexualidad que vas a experimentar. Tu sexualidad no va a ser la misma.
 
Este concepto creado por la plataforma de educación de sexualidad “Miah” que se convierte en la primera startup peruana en el sector sextech no solo para Perú sino para toda Hispanoamérica, creada en plena pandemia donde el auge de la sexualidad se daba en todo el mundo, pero en el mercado de Latam aún no había data relevante, nos indica que en esta nueva etapa en la que se encuentra el mundo, surge la gran oportunidad para aprender y descubrir que “la sexualidad es mía”, y depende de nosotros el cómo queramos vivirla.
 
Miah se acaba de lanzar hace menos de un mes, ofrece cursos de sexualidad con un enfoque 360° en cuerpo, mente y espíritu. Con docentes especialistas de toda Latam y de España, y con una tienda virtual que han denominado “Miahouse” donde podrás encontrar los productos que los docentes recomiendan para disfrutar de una mejor experiencia en sus cursos, y sobre todo cada uno de ellos seleccionados para esta #SexNewNormality.
 
Es difícil sobreestimar el mercado de la tecnología sexual o las dificultades para superar los estigmas que conlleva. Hoy los empresarios de bienestar sexual nos enfrentamos a una batalla cuesta arriba para llevar productos al mercado. Más aún nos atravesamos con grandes prejuicios y tabúes en diversas culturas, en especial en Latam. Hoy estamos en un punto de inflexión cultural y es por ello que, los activistas y los empresarios estamos tan entusiasmados porque hoy, estos últimos, son capaces de dar forma a esa conversación y realmente impulsar el futuro. Tenemos la tecnología, tenemos la audiencia y tenemos el conocimiento. Estamos en la etapa inicial de una nueva “revolución sexual “.

¿Oportunidades en tiempos de crisis? (Parte I)

Sobre la Autora: Paula García es la Innovation Program Manager en Seedstars Peru y Cofundadora de Vangou.in
En momentos desafiantes es donde activamos mucho más nuestras habilidades de desarrollo y búsqueda de soluciones. Y estos tiempos son uno de esos momentos. Según la ONU, la crisis creada por el coronavirus COVID-19 se proyecta que tendrá -y ya tiene- efectos de gran alcance en el sector laboral.
 
Según una primera evaluación de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), se estima que entre 5,3 y 24,7 millones de personas podrían perder su empleo. Haciendo una comparación para ver la situación de manera objetiva, la crisis financiera mundial del 2008-2009 tuvo como resultado el aumento del desempleo mundial en 22 millones.
 
Resultaría irreal dar un punto de vista únicamente lleno de buenas noticias, porque sabemos que no es así. Las crisis siempre afectan más a unos que a otros, no podemos ponernos una venda e ignorar esta realidad. Del otro lado, tampoco dejar de difundir las buenas noticias y oportunidades que hay.
 
Sin importar la ciudad en la que estemos, activemos y promovamos nuestro sentido de solidaridad, porque en momentos difíciles es vital apoyarnos mutuamente. Con acciones conscientes, respetando el aislamiento social, hasta participando en fondos de donación internacionales como el de la Organización Mundial de la Salud hasta fondos locales. Cada acción cuenta.

¿Qué ha pasado hasta ahora?
 
Según la segunda edición del Monitor de la OIT: COVID-19 y el mundo del trabajo, hablando de las diferencias regionales, “la proporción del empleo en los sectores en riesgo varía del 26,4 por ciento en África al 43,2 por ciento en las Américas”.
 
De hecho, África y otras regiones tienen grandes proporciones de informalidad con niveles más bajos de cobertura de protección social. Lo cual es extremadamente preocupante ya que COVID-19 se está extendiendo rápidamente en varios países en desarrollo.
 
Según lo establecido por la OIT, en los mercados emergentes “el nexo entre la informalidad, la capacidad débil y las poblaciones de alta densidad plantea graves problemas de salud y económicos para los gobiernos”.
 
Además, el análisis sectorial de la OIT confirmó una situación de mayor desigualdad que afecta a los trabajadores que ya tenían salarios bajos y con menos o no acceso a la cobertura de protección social.

Hasta ahora, hasta abril de 2020, “alrededor de 2 mil millones de personas trabajan de manera informal y la mayoría de ellas en países emergentes y en desarrollo”.
¿Qué hicimos en ese entonces?

Guy Ryder, Director General del OIT, explica que “en 2008, gracias a que el mundo hizo un frente común ante las consecuencias de la crisis financiera mundial se evitó lo peor”. Y haciendo referencia a la coyuntura que vivimos por el COVID-19, requerimos ahora “ese tipo de liderazgo y determinación”. Por ello, factores clave: Frente común, liderazgo y determinación.
 
¿Cómo actuar desde mi empresa?

Las normas internacionales del trabajo proporcionan una base de probada eficacia para las respuestas de política que se centran en una recuperación sostenible y equitativa. Entre las indicadas en el artículo de las Naciones Unidas, podemos destacar las siguientes:
 
●     Garantizar protección social a través de esquemas existentes y/o pagos ad-hoc para los trabajadores, incluidos los trabajadores informales, ocasionales, estacionales y migrantes, y los trabajadores independientes. Ejemplos: acceso a beneficios de desempleo, asistencia social y programas públicos de empleo.
●     Crear programas de retención de empleo, que incluyen arreglos de trabajo a corto y otros apoyos temporales para empresas. Ejemplo: subsidios salariales.
●     Concesión de licencias pagadas y extensión de derechos existentes a los trabajadores y licencia de formación, subvenciones y planes relacionados.

 
¿Qué hacemos ahora?
 
El Home Office fue aplicado desde los 90’s en el estado de California, uno de los pioneros, comprobando que aumentaba la productividad y reducción de costos. Si bien es cierto, muchas empresas han aplicado el home office desde ese entonces, sin embargo, hay otras que no.
 
En el estudio realizado por Citrix, “El Trabajador Digital en 2019”, el cual se realizó con 800 personas de México, Colombia, Brasil, Argentina, Perú y Chile, 61% de los encuestados indicó que no les es permitido trabajar en remoto, mientras que al 39% sí.
 
Además, el mismo estudio menciona las mayores ventajas del Home Office:
●     El 40% de los trabajadores digitales cree que la mayor ventaja del trabajo remoto es el equilibrio entre la vida personal y profesional.
●     El 32% cree que el segundo beneficio principal es pasar menos tiempo en el transporte público.
●     El 16% cree que es lo mejor para la concentración y la creatividad.
 
Queda claro que hay una tendencia de bondades que ofrece el trabajo en remoto, también es una realidad que no todos los trabajos pueden realizarse de esta forma.
 
 
¿Debo reducir sueldos?
 
Pregunta crucial en estos tiempos, muchas startups y empresas en Latam están acatando las medidas de aislamiento social y estados de emergencia. En tal marco, para evitar despidos algunos están realizando reducciones del sueldo en 30% y otras, aplicando las licencias compensables a sus trabajadores. Es aquí que viene esa pregunta: ¿cuál de todas las opciones debería tomar como decisor de mi empresa?
 
Para encontrar respuestas y consejos sobre las opciones que hay, además de entender el contexto objetivamente, conversamos con personas de sectores relacionados para conocer sus opiniones.

En el próximo artículo nos centraremos y difundiremos estos consejos y las oportunidades en remoto por la coyuntura que vivimos ahora, con un enfoque en tecnología y emprendimiento.
 
Es momento ideal para ver en la tecnología una herramienta para capacitarnos además de aplicar a puestos diferentes, probar el remoto y ampliar nuestro horizonte.
Puedes revisar aquí las oportunidades laborales en remoto que hay disponibles en Get On Board.
 
Recuerda que ¡juntos somos más fuertes!

Educadores Liderando el Cambio en Tiempos de Crisis

Sobre la Autora: Carla Muñiz De Los Ríos es CEO de Wempo y Especialista en Innovación en Educación

“Generando Innovación en las Instituciones Educativa en la Nueva Normalidad”

¿Podemos desarrollar un sistema de enseñanza y aprendizaje de clase mundial que permita que el concepto de clase ideal se vuelva realidad e inclusive mejore año a año?

Definitivamente la actual coyuntura del Covid-19 nos dibuja un mundo educativo con muchos retos dado que nos delinea, por un lado, un contexto que prohíbe la concurrencia a los centros de enseñanza; y por otro, como consecuencia, que las instituciones educativas tengan que pasar de la noche a la mañana de un sistema convencional a uno online con muy corto tiempo de adaptación. Frente a este panorama, surge la gran oportunidad y necesidad por parte de los colegios, institutos, universidades y centros educativos en general de desarrollar nuevos modelos que les permita seguir satisfaciendo la demanda por los servicios educativos en el Perú. Sin embargo, ¿Podemos mantener la misma calidad de enseñanza en este contexto? La respuesta es sí: Con mucha innovación. Pero ¿Cómo lograrlo? Estas son algunas de las preguntas que trataremos de resolver a continuación.

De acuerdo con un sondeo elaborado a más de 44,000 padres de familia realizado por la Asociación Peruana de Usuarios y Consumidores (ASPEC), más del 90% de los padres de familia de colegios privados se encuentran frustrados e insatisfechos con la educación virtual brindada porque perciben que dicho servicio no es de la misma calidad al compararse con la versión presencial. El mismo estudio arroja que se sienten frustrados porque el pago que realizan no guarda relación con el valor del servicio.

Adicionalmente, cuando desde Wempo hemos conversado con muchos estudiantes, ellos nos comentan que la actual pandemia los tiene cada vez más cargados de tareas y que no con cuentan, por ejemplo, con proyectos grupales que los entusiasme y motive. En cuanto a los profesores, la mayoría nos manifestó que no se sienten preparados para enfrentar la educación remota. ¿Cómo podemos implementar un modelo innovador en las instituciones educativas que nos ayude a resolver los retos mencionados?
 
Desarrollando Liderazgo

Lo primero que se requiere al iniciar un proceso de innovación es el desarrollo de liderazgo, pero no sólo de los que están a la cabeza, sino de las diferentes partes de la institución educativa. Ello implica que los colegas de diversas áreas trabajen en equipo para buscar la mejor solución y el mejor aprendizaje de los estudiantes. Para ello, se necesita desterrar algunos mitos sobre el liderazgo. El liderazgo no es un rol, ni una persona en particular, sino un conjunto de tareas distribuidas a lo largo de toda la organización. Es una forma de trabajar junto a otras personas.

Para poder mejorar la enseñanza y el aprendizaje en los colegios en el contexto del Covid-19 o cualquier otro tipo de escenario de crisis es esencial desarrollar el liderazgo de los docentes. Sólo las personas que trabajan en el día a día con los estudiantes son los que pueden cambiar los salones de clase y los espacios de aprendizaje. Los líderes de las instituciones educativas y los administradores necesitan proveer los recursos y crear las condiciones para que prospere tanto el liderazgo en los docentes como su aprendizaje. De acuerdo con el Massachussets Institute of Technology, para poder lanzar un proceso de Innovación en las escuelas, debemos considerar 4 componentes los cuales están interrelacionados entre ellos, que son:

1.    Unir a las personas para que trabajen en ideas que realmente les importe.

Si venimos a una institución educativa y no nos damos el trabajo de conocer sobre la historia, los valores y la cultura de esta, será difícil poder implementar cambios sostenibles. Lo que realmente hace que la innovación despegue no es decir que todo lo que se ha estado haciendo anteriormente está mal. Sino todo lo contrario. Los líderes empiezan por entender, respetar y rendirle cierto honor a todo lo que se ha estado haciendo y a partir de ahí construir equipos que trabajen con ideas que permitan llegar adelante el trabajo.

2.    Afinar la visión y ponerse a trabajar

Los líderes educativos, entre ellos los directores, gerentes educativos, superintendentes, etc. no deberían ser los que definan la dirección, sino solamente deberán traer la visión e indicar el camino. Una vez definido esto, la parte más difícil de esta segunda fase es ponerse a trabajar con el objetivo de reunir diferentes ideas y perspectivas de las personas alrededor de una visión compartida o la resolución de un reto. En esta etapa, es muy importante, además, aceptar que no tenemos que saberlo todo, ni tenerlo todo mapeado, sino empezar a trabajar desde pasos sencillos. Mi objetivo no es darles una receta ni un plan, ni tampoco darles los pasos que deben seguir para implementar la soluciones a los retos en las instituciones educativas. La idea más bien es que todas las personas de las diferentes áreas vayan aprendiendo a medida que vayan avanzando y mantener la mente bien abierta a nuevas perspectivas. El proceso para desarrollar profesores que lideren el cambio parte de un ciclo de experimento y experiencia.
Los profesores líderes adoptan nuevos recursos, lanzan experimentos, colaboran con sus colegas y otros profesores, comparten sus experiencias y también están abiertos a recibir nuevas experiencias. Es el liderazgo de los profesores los que deben manejar el ciclo de experimentación en las aulas de clase y es ahí cuando el proceso de innovación ocurre. El rol de los líderes del colegio que no están en contacto con los alumnos todos los días, por su parte, deben ayudar a engrasar las ruedas de ese ciclo liderado por los docentes proveyendo a los profesores con los recursos, tiempo y guía para que traten nuevas cosas y compartan lo que han aprendido a sus colegas.
 
3.    Trabajando los Altos y Bajos Juntos

Las cosas por lo general no salen a la primera y a medida que el trabajo avanza, nos vamos a encontrar con altos y bajos. Iniciar y lanzar innovación es definitivamente emocionante, pero también requiere de trabajo duro. Requiere de habilidad para los altos y bajos y en ese sentido el rol del líder es trabajar con las emociones de las personas para contener y dar energía cuando las emociones estén regadas por todos lados cuando nos encontremos en los tramos bajos.

4.    Mejorar el Proceso y Ajustarlo

Finalmente, para poder determinar si algo está funcionando o no, es imprescindible medir. Por ello una parte crucial de iniciar un proceso de cambio es medir el progreso para ir ajustando a medida que vamos avanzando. Parte de este trabajo requiere de la evaluación de si las prácticas institucionales están o no llevando a una mejora para un mejor aprendizaje. Sin embargo, el trabajo más grande de esta etapa está en el proceso del cambio cultural y en la creación de las condiciones necesarias para que los profesores y administradores puedan mirar la evidencia, compartirla y ver si la pueden ajustar y mejorar.

Solo las instituciones educativas que pueden llegar hasta esta última etapa de constante experimentación, evaluación y ajuste podrán convertirse en organizaciones de aprendizaje y conseguirán liderar el cambio. Lograrán convertirse en laboratorios de aprendizaje y enseñanza donde no solo crezca y aprenda el alumno, sino también el profesor, el administrador, etc.

La pregunta es ¿Qué rumbo están tomando las instituciones educativas durante este proceso de cambios? La educación es un pilar fundamental que define el crecimiento sostenido de un país en el largo plazo y por ello no puede flaquear ni, mucho menos, parar. Una coyuntura como la que nos trajo el Covid-19 definitivamente nos cambió las reglas del juego a todos, pero nos deja la gran lección que debemos estar siempre listos a re imaginar constantemente nuevos espacios de enseñanza y aprendizaje que aseguren un sistema educativo de clase mundial que mejore año a año y que asegure a los estudiantes el éxito en el siglo XXI y mucho más allá.

Innovación Abierta ¿cómo se vinculan las startups con las corporaciones?

Sobre la autora: Rossemery Escobedo es Project Manager en USIL Ventures. Magister en Administración con especialización en Gerencia de Proyectos, Administradora. Ha participado en diferentes programas de cooperación internacional, jurado de concursos y mentora.
Hoy, alrededor del mundo se habla más que nunca de innovación y particularmente de innovación abierta, pero ¿qué es la innovación abierta y en qué se diferencia del concepto tradicional de innovación?

La innovación tradicional es la que se realiza a puertas cerradas en las organizaciones, dirigido por un grupo de expertos que tratan de generar nuevos recursos y encontrar soluciones a los problemas dentro de su organización. A diferencia de la innovación abierta, esta rompe el paradigma -en contraposición con el sistema tradicional de innovación- y abre sus puertas permitiendo a las corporaciones escuchar iniciativas de clientes, proveedores y generalmente de startups que puedan ayudarlos a acelerar sus procesos, vinculándose con otras organizaciones y profesionales externos. De esta manera las empresas se permiten abarcar un mayor número de oportunidades, situando al conocimiento como un factor ampliamente disponible.

El mayor exponente de la innovación abierta es Henry Chesbrough, director ejecutivo de la Haas School of Business de Berkeley, y lo describe como: “el uso de las entradas y salidas intencionales de conocimiento para acelerar la innovación interna y expandir los mercados”

En esta nueva era digital, la cual está obligando a las empresas a acelerar su transformación digital con base en la innovación -con más urgencia ahora por la coyuntura del COVID-19-, está haciendo que las empresas giren su mirada hacia las startups, tomando éstas un papel esencial para ello. Pero, ¿cuál ha sido la estrategia de vinculación que conlleva a la colaboración entre empresas establecidas y startups innovadoras?

Esa estrategia ha sido la adopción del Corporate Venturing, una nueva forma de emprendimiento corporativo, donde se ofrece un marco de colaboración que actúa como un puente entre startups innovadoras y disruptivas con empresas establecidas -generalmente grandes firmas-.

Siendo el Corporate Venturing una actividad clave que algunas grandes empresas han empezado a aplicar como una estrategia para generar competitividad, adaptar nuevas tecnologías, dinamizar procesos de innovación, validar nuevos modelos de negocios y captar nuevos talentos. De esta manera, conectan directamente con los emprendedores con experiencia desarrollando startups, quienes tienen la capacidad de ser ágiles para realizar cambios que mejoren su productividad, ya que poseen estructuras livianas de trabajo lo que les permite realizar validar hipótesis tiempos cortos, haciendo pruebas en el mercado real.

Por lo general las startups no cuentan con los recursos económicos necesarios para ejecutar sus planes, y abren sus puertas para recibir de capital a terceros, eso hace que se sientan atraídos por las grandes empresas, que cuentan con el respaldo financiero para invertir en innovación.

“Según el estudio de Corporate Venturing Latam, desarrollado por IESE Business School en el 2019, menciona que Perú es el sexto país de Latinoamérica en cuanto al número de gigantes corporativos que trabajan públicamente con startups. Estas empresas se concentran principalmente en los sectores de servicios financieros, tecnología de la información y consultoría de gestión”.

Sin embargo, a pesar del escenario actual ¿Por qué hay tantas empresas que todavía no invierten en innovación?

Según mi experiencia, habiendo sostenido reuniones con áreas de innovación de algunos holdings en Perú, estás se preocupan por la poca tangibilidad de los retornos de inversión que tienen los procesos de innovación abierta. Claro está que este es un modelo que tiene un elevado componente de incertidumbre que no se puede evitar, pero toda organización líder deberá considerar cómo asumir y aprender a gestionar la incertidumbre para así minimizarlo.

Finalmente, lo único constante es el cambio y mientras más adaptabilidad adquiera una organización, esta va a asegurar su supervivencia.

Las especies que sobreviven no son las más fuerte, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio.
(Charles Darwin)

Innovación en la agricultura familiar de subsistencia

Sobre el Autor: Jorge Caro Crapivinsky es profesor y miembro del Comité Asesor de la Maestría de Agronegocios y también profesor visitante de la Maestría de Innovación Agraria para el Desarrollo Rural de la Universidad Agraria La Molina.

“Aún en una comunidad aislada […], habrán aprendizajes, ya sea ancestrales o más recientes, que son incorporados a las técnicas de producción para resolver problemas emergentes de los cultivos u otras actividades”.

De acuerdo con MINAGRI, en la Estrategia Nacional de Agricultura Familiar 2015 – 2021 [1] la agricultura familiar se puede agrupar en tres tipos, ver figura.
Fuente: Estrategia Nacional de Agricultura Familiar 2015-2021. Ministerio de Agricultura y Riego. Pag 38. Web: https://www.agrorural.gob.pe/wp-content/uploads/2016/02/enaf.pdf
¿Qué es innovación?

Innovación es una acción de cambio que supone una novedad. Esta palabra procede del latín innovatĭo, – ōnis que a su vez se deriva del término innovo, -are “hacer nuevo”, “renovar”, que se forma con in- “hacia dentro” y novus “nuevo”.
 
La innovación se acostumbra a asociar con la idea de progreso y búsqueda de nuevos métodos, partiendo de los conocimientos que le anteceden, a fin de mejorar algo que ya existe, dar solución a un problema o facilitar una actividad. La innovación es una acción continua a lo largo del tiempo y abarca diferentes campos del desarrollo humano. La innovación significa incorporar nuevos conocimientos a una actividad en particular, o bien incorporar nuevas formas de hacer las cosas distintas a como se venían haciendo.
 
En estas notas nos referiremos solo a la categoría de Agricultura Familiar de Subsistencia ya que las otras dos formas, Agricultura Familiar intermedia y Agricultura Familiar consolidada no presentan ninguna duda respecto a su potencial de adopción o generación de innovaciones. Igualmente, tampoco se plantea los posibles cursos de acción para hacer más efectivo el proceso de absorción de innovaciones en la agricultura familiar.
 
Innovación y Agricultura Familiar de subsistencia.

Cuando uno escucha el tema de agricultura de subsistencia lo primero que se viene a la mente al menos tres posibles situaciones. Una que se trata de agricultores que viven casi en la extrema pobreza. En segundo lugar, de comunidades o aldeas que están casi aisladas y lejos de centros poblados o bien de unidades familiares agrícolas que estén en un proceso de descomposición social y económica. También una forma de acotar la agricultura de subsistencia, es decir que es aquella forma de producción que fundamentalmente produce para el auto consumo, o bien que son unidades campesinas totalmente desvinculadas de los mercados de cualquier tipo, locales, regionales, nacionales o internacionales.
 
La pregunta es si en cualquiera de las tres situaciones es posible innovar. La respuesta es que sí. Innovar significa incorporar conocimientos o nuevas formas de hacer las cosas. Por tanto, aún en una comunidad aislada (situación bastante hipotética), como parte del dialogo permanente de los integrantes de la comunidad, habrán aprendizajes, ya sea ancestrales o más recientes, que son nuevamente incorporados a las técnicas de producción para resolver problemas emergentes de los cultivos u otras actividades con lo cual si habría innovación. Incluso pueden traerse nuevos conocimientos y técnicas de comunidades más cercanas. En el caso de unidades familiares que estén en proceso de descomposición social y económica, aunque más social por disolución de la unidad familiar, que económica por la falta de productividad y rentabilidad de las tierras que poseen, situación que sería equivalente a la definición de MINAGRI según la cual corresponde a unidades agrícolas familiares con recursos propios de tierras pero cuyos ingresos son insuficientes para mantener la familia, o la reproducción de la misma con lo cual algunos miembros deben acudir al trabajo asalariado dentro o fuera de la agricultura.

En esta situación también podrán haber o incorporar innovaciones tanto por la vía de los miembros asalariados que podrán traer e implementar nuevos conocimientos o innovaciones aprendidas tanto dentro como fuera del ámbito de la agricultura. En cuanto a las familias de productores que puedan estar cerca de la línea de pobreza extrema, las cuales producen casi estrictamente para el autoconsumo, también pueden incorporar conocimiento o nuevas técnicas productivas y eventualmente llegar a mejorar sus ingresos monetarios mediante la generación de excedentes para comercializar.

Finalmente se dice que las semillas son el inicio de la agricultura y pensando en la agricultura de subsistencia en cualquiera de las situaciones planteadas, en mayor, o menor medida, los productores participarán en ferias locales en las cuales expondrán sus mejores semillas, y, en la práctica, estarán intercambiando material genético mejorado. Igualmente, conversarán sobre prácticas agrícolas, por ende, de nuevos conocimientos.

Así, por ejemplo, el lanzamiento por parte de una institución de investigación de una nueva variedad de semilla mejorada potencialmente podrá ser incorporado como innovación y potencialmente, aprovechada por todos los agricultores independientemente de su tamaño o características. El que más o menos agricultores la adopten, entre otros, dependerá de si se trata de un bien público, el cual será libre y mayormente adoptado, o bien en otras situaciones, la adopción se hará con arreglos referidos a la propiedad intelectual y su aprovechamiento podrá ser de carácter más limitado. Con ello, podemos decir que la innovación es algo permanente y transversal independientemente de cualquier situación productiva o tipología de formas de producción o de relacionamiento social y económico. Con la innovación es que la humanidad ha venido avanzando desde hace muchos milenios.
 
[1] Estrategia Nacional de Agricultura Familiar 2015-2021. Ministerio de Agricultura y Riego. Fuente: https://www.agrorural.gob.pe/wp-content/uploads/2016/02/enaf.pdf

Industrias Creativas, Educación y Tiempo Libre

Sobre el autor: Harry Orsos, Presidente de ASÍCREAPERÚ, Asociación de Industrias Creativas y Culturales del Perú.

“Un círculo virtuoso se pone en marcha cuando la expresión cultural de una transformación económica y productiva contribuye a amplificarla, y la reproduce.”

Una generación de innovadores que comprendieron, primero que todos, el potencial de las computadoras personales y el internet protagonizó una gesta que transformó al mundo y los hizo inmensamente ricos. Su estatus de celebridades globales ha animado a las Industrias Creativas estadounidenses a contar y difundir las historias de Bill Gates, Steve Jobs, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Sergey Brin, Jack Dorsey, etc. en casi todo soporte y formato disponible.

Un círculo virtuoso se pone en marcha cuando la expresión cultural de una transformación económica y productiva contribuye a amplificarla, y la reproduce. En las sociedades más desarrolladas, esta dinámica entre la “superestructura” y la “infraestructura” se genera en forma natural, espontánea: luego de conocer a tan potentes “role models” a través de uno de estos comics[1] o películas[2], buena parte de las nuevas generaciones opta por emular a estos hiper-exitosos nerds aprendiendo a desarrollar software o construir hardware. (Podríamos preguntarnos a qué responde la creación de personajes como “Condorito” o “Don Ramón” en América Latina, y qué efectos tiene en la autopercepción de nuestro capital humano: “es más chévere ser vago y pillo”?).

Cambio Cultural
La Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros está circulando la “Encuesta Digital Nacional para el Co-Diseño de la Política y Estrategia Nacional de TRANSFORMACIÓN DIGITAL”[3], a la que define como un “proceso continuo, disruptivo, estratégico y de CAMBIO CULTURAL que se sustenta en el uso intensivo de las tecnologías digitales, sistematización y análisis de datos para generar efectos económicos, sociales y de valor para las personas” (las mayúsculas son nuestras). Entre las 14 metas propias de la Transformación Digital de un país (pregunta 11) señala las siguientes:

– Contar con un sistema educativo público (inicial, primaria, secundaria, y superior) que se desenvuelva naturalmente en entornos digitales.             
–  Establecer un cambio cultural donde los ciudadanos se sientan parte de la Transformación Digital del país.            
–  Lograr la Transformación Digital en las diversas industrias del país.

Marketing de Contenidos para el Cambio Cultural
Emulando la estrategia del “Content Marketing”, los países más periféricos que -como el Perú- quisieran acelerar su propia Transformación Digital pueden aprovechar los contenidos que ya desarrollaron las Industrias Creativas estadounidenses para atraer a una masa crítica de jóvenes a un “embudo de ventas” (“sales funnel”) que los decidiera a matricularse en esos cursos que “un sistema educativo público que se desenvuelva naturalmente en entornos digitales” debería poner a su disposición, para que puedan adquirir las capacidades necesarias para implementar la Transformación Digital “en las diversas industrias de sus países”.

El cambio cultural al que se aspira puede medirse mediante indicadores muy concretos: en nuestro ecosistema cultural -compuesto por los entornos educativos no formales que están a nuestro alcance y en los que elegimos pasar nuestro tiempo libre- ¿en qué medida se está incrementando la presencia de contenidos de las características señaladas?
El impacto de semejante iniciativa no es para nada desdeñable. Como gráficamente resume el Diagrama del Lifelong and Lifewide Learning del LIFE Center[4], aprendemos 4 veces más en estos espacios que mediante procesos de enseñanza formal.

¿Qué “Aprendo en Casa”?
Ante la falta de iniciativas en esta dirección, los canales de televisión de señal abierta llenan el vacío con contenidos muy poco edificantes, que quienes no tienen TV de pago ni internet no tienen más remedio que consumir a manera de entretenimiento. A través de las pantallas a mi disposición ciertamente “Aprendo en Casa” pero no sólo de la excelente programación educativa desarrollada por el MINEDU para la cuarentena: durante ese mismo tiempo, el rating de los programas de “TV basura” se ha disparado tanto que en el Congreso de la República se ha presentado una iniciativa legislativa para prohibirlos “en horario familiar”. Por su parte, a las empresas editoras privadas tampoco les ha interesado ampliar la oferta de comics disponibles en los kioskos del país, en los que siguen reinando Condorito y los superhéroes.

¿Qué podría aprender en casa?
Es urgente un pacto para que la televisión de señal abierta privada y la pública procuren elevar la calidad educativa del tiempo libre al que tienen acceso las nuevas generaciones de peruanos. Si una de las partes que suscribiesen este acuerdo fuese una asociación gremial tan proactiva como Empresarios por la Educación, la señal abierta privada podría propalar al menos una vez por semana películas con actores famosos (algunas de las cuales han sido bastante taquilleras) en las que sus protagonistas son líderes en innovación tecnológica.
Aunque “Piratas del Silicon Valley” (1999) de TNT (Turner Network Television), que recrea la rivalidad entre Bill Gates y Steve Jobs (2), no calza del todo con la descripción anterior, es muy entretenida y podría lograr un “rating” aceptable. Para agradecer y recompensar esta apuesta por parte de los anunciantes, los espectadores procuraríamos consumir los productos y servicios que nos propongan. A la televisión pública le tocaría emitir la versión “documental” de estas mismas historias; por ejemplo, el capítulo de la serie “American Genius” de National Geographic (2015) que también muestra la competitiva relación entre Bill Gates y Steve Jobs[5] (5).

Industrias Creativas para la Transformación Digital
La televisión -creada por John Logie Baird/Philo Farnsworth- es, por supuesto, una de las viejas tecnologías de la comunicación y la comunicación a través de las cuales podemos difundir contenidos. Más antigua, la imprenta de Gutenberg sigue vigente, y a esas mismas historias podrían acceder nuestros niños y jóvenes leyendo historietas impresas, si las empresas editoras privadas se sumaran a este acuerdo.
La arquitectura -como es evidente en un templo chavín o una iglesia gótica cargados de murales, vitrales, gárgolas, etc.- es tal vez la primera de las TICs, y es otro canal que puede aportar su “granito de arena”: visitar el Computer History Museum en Mountain View[6] es otra forma de conocer la historia de Silicon Valley. Si un gobierno peruano decidiese cumplir con la Vigésima Política de Estado planteada por el Acuerdo Nacional, y pusiera al alcance de los peruanos 7 Museos de Ciencia y Tecnología en las principales ciudades del país, es casi inevitable que cada uno tuviera una sección dedicada a las Computadoras. Pero concretar este anhelo requiere una importante inversión que es muy difícil hacer sostenible, por lo que la decisión política puede seguir demorando; y, a estas alturas, puede resultar obsoleto.
 
Industrias Creativas Digitales para la Transformación Digital
Por suerte, todas las viejas TICs se vienen digitalizando, y la masiva entrega de tablets con conexión a internet por parte del gobierno ha hecho accesible para un número sin precedentes de niños y jóvenes peruanos cualquier contenido que se quisiera poner en línea.
Asegurar los derechos para poder compartir los contenidos seleccionados en una plataforma online requiere muy poca inversión por parte del estado (o de la alianza público-privada propuesta aquí), y permitiría a los niños y jóvenes peruanos leer estas atractivas historietas, ver estas potentes películas y documentales en su tiempo libre, complementando los programas educativos formales de “Aprendo en Casa”. Y, a pesar de que en Perú no contamos con un Museo de la Computación, la dieta cultural de las nuevas generaciones de peruanos también podría incluir la visita virtual de un Museo de Ciencia, Tecnología e Industrias de cualquier parte del mundo cada semana.
Cada uno de estos elementos debe funcionar como un “infomercial” diseñado para estimular las vocaciones sin las cuales la Transformación Digital de un país no despega; la estrategia sugerida en este artículo habrá cumplido su objetivo si su implementación consigue que el número de “nerds” peruanos se dispare.

La decisión de acelerar ese cambio cultural debe traducirse en un gran esfuerzo para facilitar el acceso a material de “entretenimiento” muy diferente a la oferta que en el Perú el libre mercado viene poniendo a nuestro alcance. La calidad educativa del tiempo libre a la que tendrían acceso las nuevas generaciones de peruanos sería equiparable a la de los ciudadanos de los países más desarrollados y, podría cambiar la vida no sólo de un porcentaje importante de nuestros escolares, sino de muchos de nuestros 1,3 millones de NINIs.
Aprendemos -en gran parte- de los contenidos que desarrollan las Industrias Creativas, y si la oferta disponible en nuestro propio ecosistema cultural no suma en la dirección que nos interesa, podemos y debemos poner a disposición de las nuevas generaciones de peruanos aquellos que sí contribuyan a su educación.


[1] https://www.comixology.eu/Steve-Jobs-Co-Founder-of-Apple/digital-comic/11687
[2] https://en.wikipedia.org/wiki/Pirates_of_Silicon_Valley
[3] https://www.gob.pe/9272-participar-en-la-encuesta-digital-nacional
[4] http://life-slc.org/about/citationdetails.htm
[5] https://www.nationalgeographic.org/education/channel/american-genius/
[6] https://computerhistory.org/

Una visión global de las industrias creativas y culturales para América Latina

Sobre el autor:
Diego Jaén es actualmente Global Network Manager en Creative Business Network. Tiene experiencia en el desarrollo de programas de emprendimiento a nivel Centroamericano, Latinoamericano, multirregional y mundial. Ha trabajado con proyectos de cooperación y con fondos gubernamentales enfocados en el desarrollo de los sectores de las industrias creativas y culturales desde hace 5 años. Y tiene más de 8 años de experiencia en el desarrollo de programas educativos para emprendedores, competencias de emprendimiento y uso de herramientas de validación de modelos de negocio.

“Merecemos preguntarnos ¿qué sucede en América Latina?, ¿cómo podemos promover la cooperación interregional de los distintos ecosistemas emprendedores de la región?”

Al hablar de industrias creativas existen distintos enfoques, cada organización decide cuál es el que desea adoptar en función de sus necesidades, planes y programas. Desde el punto de vista de Creative Business Network (CBN) y en un contexto europeo, rodeado de oportunidades de financiamiento con proyectos de cooperación regional, las industrias creativas se dividen en 15 sectores[1]. Cualquier emprendimiento que sea parte de estos sectores, o que tenga una incidencia directa en el desarrollo de una empresa relacionada con ellos, se considera parte de las industrias creativas y culturales.

Por esta razón, al trabajar con un enfoque internacional desde Copenhague, en Creative Business Network se promueve una visión integral de las industrias creativas con el apoyo de sus aliados internacionales. Esto se traduce en uno de sus más grandes valores: el apoyo a la diversidad para la colaboración.

Es precisamente con este tipo de interacciones globales en mente, que abordo una temática relacionada con la cooperación interregional. Por lo que merecemos preguntarnos ¿qué sucede en América Latina?, ¿cómo podemos promover la cooperación interregional de los distintos ecosistemas emprendedores de la región?

En mi posición de Global Network Manager, y como Latinoamericano, considero que la cooperación entre ecosistemas es clave para el desarrollo de las industrias creativas y culturales en la región. La disposición para colaborar está presente en múltiples comunidades. De la misma manera, existe en varios espacios gubernamentales y diplomáticos. Sin embargo, es nuestro deber como organizaciones del ecosistema emprendedor encontrar más oportunidades para desarrollar nuestras capacidades, compartir y adquirir conocimiento en función de las necesidades de la industria.

Gracias a la oportunidad de experimentar de primera mano un proyecto de cooperación interregional europea, pude comprender la importancia de reconocer las fortalezas de organizaciones en otros países. Asimismo, descubrí el aporte de sumar redes de contactos en el desarrollo de proyectos para las startups de las industrias creativas y culturales. Cuando se suman experiencias desde varios países, con diferencias culturales, y con distintas estructuras de apoyo, se obtienen productos con riqueza de perspectivas que aseguran un enfoque integral.

Ahora bien, ¿a qué obstáculos nos enfrentamos en América Latina? Existen distintos factores que inciden directamente en el desarrollo de las industrias económicas. Mi objetivo no es apuntar ni condenar actitudes políticas o decisiones económicas. Al contrario, deseo celebrar estos factores y promover la diversidad de realidades que enfrentamos para encontrar, en conjunto, soluciones integrales que puedan ayudar a un gran número de emprendedores dentro de la industria.

Otro obstáculo es la tendencia a trabajar únicamente con los países vecinos. Es comprensible que la situación geográfica brinde una mayor similitud de las industrias económicas. No obstante, las industrias creativas y culturales poseen una capacidad mayor para internacionalizarse y adaptar sus productos y servicios a cada región o país. Por lo que el alcance de estos proyectos puede devenir en resultados que dejan de lado factores claves para el desarrollo de oportunidades de las startups.
  
Finalmente, para responder puntualmente a la pregunta inicial de cómo promover la cooperación de ecosistemas en la región, deseo afirmar que el aporte más significativo es reunir la mayor variedad de experiencias. Como organizaciones, debemos formar parte de diversas comunidades y representarlas en las distintas redes que ya conformamos. Necesitamos aprender el uno del otro y escuchar activamente los aportes y vivencias de las partes involucradas.

Este es solo uno de los primeros pasos, y estoy seguro de que, como región, estamos listos para darlo.
 
 
[1] Arquitectura, publicidad, artesanía y artesanía, diseño, tecnologías de la experiencia, moda, cine, video y fotografía, gastronomía, ocio, actividades, música, artes escénicas, publicación, radio y televisión, videojuegos y publicación electrónica (para industrias creativas), impresora 3d, juguetes y juegos.